Cebolla caramelizada

He repasado mis existéncias de cebolla caramelizada y.. no me queda nada!!! los últimos botes se los di a mi nuera y a mi hijo. De hecho se los enchufé: tomad, tomad, lleváoslos, que no? a ver quien se resiste a la suegra !

El caso es que voy a tener que hacer más cebolla caramelizada, porque nos encanta y la uso en un montón de platos.

Ahí va la receta:

INGREDIENTES

  • 3 kgs. de cebolla de Figueres.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharita de vinagre de módena
  • sal

Cortar las cebollas en juliana, salarlas.

En una sartén o cazuela antiadherente grande que pueda taparse, calentar el aceite a fuego muy suave, cuando esté caliente echar la tercera parte de las cebollas ( o lo que quepa cómodamente), bajar el fuego al mínimo remover con un tenedor de madera y tapar. Cuando hayan reducido su volumen,revolver y echar otra tercera parte, y hacer lo mismo con la última parte.

Las cebollas irán soltando bastante agua, hay que ir revolviendo un poco para que se mezclen bien. Cuando esté toda transparente y haya reducido su volumen, destapamos para que se vaya evaporando todo el líquido con el fuego al mínimo, dejarlo cocer e ir revolviendo de vez en cuando, al cabo de una hora se habrá reducido bastante, echar el vinagre y remover de nuevo, seguir cociendo hasta que coja un color más oscuro y revolver más a menudo para que no se pegue, echar las dos cucharadas de azúcar moreno y remover hasta que se disuelva, dejar que cueza 7 minutos más vigilando que no se pegue y apagar el fuego.

Si queremos conservarla en botes, hemos de tener unos botes de cristal limpios y esterilizados preparados, llenarlos inmediatamente con la cebolla caliente hasta el borde, tapar bien apretado y dar la vuelta.

Cuando se enfríen limpiarlos de restos de cebolla, etiquetar y guardar.

  1. Se pueden guardar hasta tres meses, aunque a veces me han durado bastante más.
  2. Es una receta que quiere tiempo y cariño, puedes tardar tres o cuatro horas facilmente, pero el secreto está en mantener el fuego al mínimo que pueda graduarse tu cocina, solo precisa atención al final, a medida que se evapora el líquido, para evitar que se pegue, por lo demás te permite ir haciendo otras cosas en la cocina mientras se caramelizan.
  3. Hecha de esta manera casi no tiene calorias, porque lleva poquísimo aceite, y de hecho si las cebollas son dulces y no le queremos poner azúcar no pasa nada, yo es que soy golosa y así me gusta más.
  4. La variedad de Figueres es perfecta para esta receta, pero si estais acostumbrados a otra hay que probarla. Lo mejor es utilizar las hortalizas que sean de proximidad y de temporada.
  5. Esta cebolla está riquísima como acompañamiento para carnes, pero yo la uso para muchos más platos que ya iré contando.
  6. No lleva gluten, es apta para celíacos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 pensamientos en “Cebolla caramelizada

  1. Una fantástica receta anticrisis que saca de mil apuros. Con esa presentación tan chula da pena abrir los botes. Eso es cariño y dedicación.
    Por cierto, me encanta el slideshow que has añadido al final del post.
    ¡¡Un abrazo bien fuerte!!

  2. Realmente es una receta fantástica para acompañar, llenar volovanes, hacer quiche de cebolla de una forma fàcil, poner en pizzas , hacer i añadir a tapas etc..No es muy habitual en la cocina tradicional, pero cuando se prueba queda incorporada de inmediato a muchos platos. El tener varios recipientes preparados es muy practico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s