Trucha en papillote

La mayoría de los días como en mi trabajo y casi siempre llevo platos que son fáciles de recalentar en el microondas que tenemos a nuestra disposición, en ocasiones traigo algunos platos que puedo preparar rápidamente en el microondas y así como sano y recién hecho.

Uno de estos platos es la trucha en papillote, se prepara en un minuto o dos, superfácil, económica, no ensucia y NO ENGORDA!

INGREDIENTES

  • Una trucha de ración
  • Sal
  • Medio limón

Compramos una trucha y en la pescadería pedimos que le quiten la cabeza y la espina central.

La limpiamos y la depositamos en el centro de una hoja de papel de hornear, la salamos y colocamos unas rodajas de limón en el interior, la doblamos como sí estuviera entera y cerramos el papel enrollando el centro y doblando los extremos de manera que quede bien cerrado.

La depositamos en el plato que vayamos a utilizar para comer y lo introducimos en el microondas a máxima potencia durante un minuto y medio o dos dependiendo del tamaño de la trucha.

La sacamos del microondas, abrimos el paquete, retiramos las rodajas de limón y listo para comer.

  1. Esta receta se puede aplicar a distintas clases de pescado, queda bien con lubina y salmón, también podéis probar con otros tipos.
  2. Siempre tengo papel de hornear en el trabajo, así puedo improvisar si lo necesito.
  3. No sólo es un plato de emergencia, queda delicioso para cualquier ocasión, con un poco de ensalada o verduritas es una comida completa y sana.
  4. Si lo preparamos en casa podemos dejar la cabeza de la trucha, para la presentación queda mejor.
  5. Nada de gluten, perfecto para celíacos.

Brie en croute

Para la cena de Nochebuena he preparado unos entrantes, uno de ellos ha sido el Brie en croute y como nos ha gustado mucho voy a poner la receta para que lo podáis disfrutar tod@s.

La receta la he sacado de http://www.the-girl-who-ate-everything.com/2010/11/cranberry-and-pecan-brie-en-croute.html

INGREDIENTES para 4-6 personas

  • 1 hoja de masa de hojaldre fresca
  • 1 queso Brie redondo
  • 1 1/2 cucharadas de arándanos secos
  • 1 1/2 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 1/2 cucharada de nueces peladas y troceadas
  • 1 huevo batido

Precalentar el horno a 200

Poner los arándanos en un vaso con agua para que se hidraten un poco, diez minutos o un cuarto de hora es suficiente.

En una bandeja de horno forrada con un papel de hornear se coloca la hoja de hojaldre y se recorta para formar un cuadrado, encima se pone el queso brie, sobre él se ponen las nueces, encima los arándanos bien escurridos (excepto tres que reservamos para decorar) y sobre ellos el azúcar moreno.

Cerramos el hojaldre haciendo un paquete que quede bien cerrado.

Con el hojaldre restante se cortan unas hojas que se pegan sobre el paquete con un poco de agua.

Se pinta el hojaldre con huevo batido, ponemos los arándanos reservados en el centro y lo introducimos en el horno durante media hora.

  1. Se ha de servir muy caliente, cuando lo partes el brie ha de estar derretido, lo mejor para servirlo es una pala porque se deshace.
  2. Para acompañar puedes poner unas tostaditas, yo puse unas del Lidl que llevan trozos de ciruelas e iban muy bien.
  3. Probé varias recetas antes de decidirme por ésta y aunque parece muy dulce es estupenda, otro día sustituí las nueces (no me quedaban) por almendras en láminas (había que gastarlas) y también quedó perfecto, de hecho no se cómo me gusta más.
  4. Para cerrar el paquete yo solo necesité unir bien las puntas y presionar un poco, pero se puede cerrar con hilo de cocina.
  5. En este caso, y con motivo de la Navidad lo adorné con hojas de acebo de hojaldre, pero se puede dejar sin adornos, o hacer cualquier otra forma, flores, estrellas, cenefas…
  6. Lleva gluten, los celíacos no pueden comerlo.

Tu mejor galleta navideña

Hace tiempo que sigo el mundo de los blogs de cocina y este verano empecé a plantearme la posibilidad de crear mi propio blog.

A finales del año pasado compramos…un horno nuevo! Teniendo en cuenta que el antiguo ya estaba en la casa y era vejete cuando la compré, y de eso hace más de 25 años, significó un antes y un después en mi vida culinaria. Empiezas a hacer cosas que antes no osabas, y pronto comencé a desear más. Una kitchenaid para ser exactos, pero tras la inversión del horno ésta parecía lejos.

Un día de principios de septiembre, estando de vacaciones cinco dias en Tossa de mar, estaba mirando el blog de Ingrid y vi que inauguraba su tienda física en Torroella de Montgrí que no está lejos, y había unas fotos de unas kitchenaid preciosas en el Facebook…

Decidme si eso no era una señal, y naturalmente así se lo hice ver a mi marido, al que ya tenía comprado a base de platillos con el nuevo horno…jeje. Y como él siempre es mi cómplice para todo, cogimos el coche, nos plantamos en la tienda nuevecita, nos atendió Ingrid, muy agradable y compramos la maravillosísima kitchenaid verde que es la estrella de mi cocina, y que significó el empujón que me faltaba para empezar mi blog.

Gracias Ingrid por enviarme esa señal, disfruto cada día escribiendo y cocinando para el blog y espero que los demás lo hagan también. Nunca he participado en ningún concurso de cocina y creo que no hay mejor ocasión que empezar con este que ha creado el blog de Ingrid: My Lovely Food. Serà otra señal?

Me encantan las galletas, hacerlas, decorarlas, comerlas…no ha sido difícil decidir que dibujo hacer, me encantan las chimeneas decoradas con sus calcetines y todo.

Las hice con un patrón que yo misma dibujé, a una le puse calcetines y a otras no, es que voy a dejar que los añadan los niños cuando vengan en Nochebuena, así podrán colgar sus calcetines.

Son galletas de mantequilla decoradas con glasa, miden 8 cm de ancho y 11 de largo.

Más adelante pondré la receta.

Aprovecho este post para desearos a tod@s BON NADAL!!!!

Pastel glaseado de café y jengibre

He hecho un pequeño pastel de jengibre con café y como no soy excesivamente amante de los cakes de café decidí llevarlo al trabajo para recabar las opiniones de mis compañeros antes de colgarlo en el blog y el resultado ha sido…que aquí os lo presento después de haber aprobado con nota.

Tiene un sabor a café bastante suave con unas notas de jengibre, el glaseado es importante porque no es un pastel demasiado dulce y es el glaseado que le aporta ese punto de dulzor.

Es un pastel de invierno, ideal para tomar a media tarde cuando fuera hace frío, es como tomar un café con especias calentito y reconfortante.

INGREDIENTES

  • 150 grs de harina
  • 125 grs de azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 1 yema
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 80 grs de melaza
  • 1/2 taza de café cargado
  • 100 grs de mantequilla a temperatura ambiente

Glaseado

  • 20 grs de melaza
  • 1/2 taza de café cargado
  • 200 grs de azúcar glass.

Precalentar el horno a 175*

Engrasar un molde pequeño

Tamizar juntos la harina, la levadura, la sal, el bicarbonato, la canela, el jengibre y la nuez moscada.

Mezclar la melaza con el café.

Batir la mantequilla en la batidora a velocidad a media, añadir el azúcar moreno y seguir batiendo unos 3 minutos. Añadir los huevos y la yema de uno en uno, sin añadir el siguiente hasta que se incorpore el anterior. Añadir la tercera parte de la mezcla de harina y mezclar, la mitad de la de café y mezclar, seguir con la harina, el café y acabar con la harina.

Batir durante 3 minutos a velocidad media para airear la mezcla y que quede suave y bien mezclado.

Verter la mezcla en el molde y hornear durante 20-30 minutos o hasta que al pincharlo con una aguja ésta salga limpia.

Al retirar el molde del horno dejar reposar 10 minutos antes de desmoldar.

Preparar el glaseado mezclando la melaza con el café y el azúcar glass, añadiendo más azúcar si es necesario hasta conseguir el espesor deseado y repartirlo por encima del pastel.

  1. Se pueden doblar las cantidades para conseguir un pastel tipo bundcake de un tamaño normal, yo no me atreví a hacer un pastel grande porque no estaba segura del resultado, me salió un bundcake mini y una docena de pequeñísimos cakes de bocado que hice con un molde de IKEA.
  2. La mezcla sube bastante, no llenar demasiado el molde.
  3. Lleva gluten, prohibido a los celíacos.

Brazo de gitano tronco de Navidad

Estaba buscando una receta sin gluten para el postre de estas Navidades en casa y encontré Rollo de chocolate con ganaché de chocolate a la menta de Joy of Baker que me dio la idea de este tronco de chocolate.

Lo he rellenado con crema de mascarpone porque me encanta, creo que combina bien con el chocolate y es distinta de la típica nata que solemos poner de relleno en los brazos de gitano.

INGREDIENTES

  • 120 grs de chocolate de cobertura sin gluten
  • 6 huevos (claras y yemas separadas)
  • 100 grs de azúcar
  • Una pizca de sal

RELLENO(crema de mascarpone)

  • 250 grs de mascarpone
  • 80 grs de azúcar glass
  • 200 ml de nata para montar

COBERTURA

  • 150 grs de chocolate de cobertura sin gluten
  • 30 grs de mantequilla
  • Glasa verde y grosellas para adornar

Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente.

Precalentar el horno a 170, cortar una hoja de papel de hornear un poco más grande que la bandeja del horno y engrasarla con mantequilla.

Derretir el chocolate en el microondas o al baño maria y dejar templar.

Batir las claras con una pizca de sal, cuando empiecen a hacer picos blandos mezclar 40 grs de azúcar en dos veces y seguir batiendo hasta que estén a punto de nieve y reservar.

Batir las yemas con el resto del azúcar a una velocidad media-alta hasta que estén espesas y de un color amarillo pálido. Añadir el chocolate derretido lentamente y sin dejar de batir, esto hará que la mezcla espese todavía más.

Mezclar con las claras en tres o cuatro veces con una espátula procurando que no se bajen demasiado.

Verter la mezcla sobre el papel de hornear colocado sobre la bandeja, alisarla y poner en el horno durante 15 minutos.

Extender un paño limpio sobre la encimera y cuando la masa esté cocida volcarla sobre el paño, apartar la bandeja y después con mucho cuidado retirar el papel, enrollar el trapo con la masa hasta hacer un rollo con las dos cosas para que se mantenga la forma y dejar enfriar.

Para preparar el relleno podemos utilizar la misma crema de mascarpone que utilizamos en el cuatro cuartos de limón y semilla de amapola.

Montamos la nata y la reservamos, batimos el mascarpone con el azúcar glass hasta conseguir una crema suave y con movimientos envolventes mezclamos la nata con la mezcla de mascarpone.

Desenrollamos la masa y extendemos por encima una capa de crema de mascarpone, volvemos a enrollar el brazo de gitano pero ahora sin el trapo, sólo nos ayudaremos de él para enrollarlo, lo envolvemos en papel film y lo guardamos en la nevera.

Al cabo de media hora sacarlo de la nevera, quitar el papel film, recortar las puntas y colocarlo sobre una hoja de papel de horno, cortar un trozo de unos 3-4 cm al biés y colocarlo (artísticamente) sobre lo que sería el tronco principal, o si preferimos al lado, se trata de que parezca una rama.

Preparamos la cobertura de chocolate poniendo el chocolate troceado a derretir en el microondas, que no se derrita del todo, lo acabamos de derretir removiendo a mano. Añadimos la mantequilla en dos o tres veces, mezclándola bien.

La extendemos sobre el tronco y con la ayuda de un tenedor y un palillo hacemos los dibujos que simularán la corteza de un tronco, la parte de abajo, la que esta tocando el papel no hace falta cubrirla, primero porque no se ve, y además así será mucho más fácil de manipular.

Cortar en un poco de glasa de color verde de unos 2-3 mm de espesor unas hojas de acebo.

Colocar en la bandeja de servicio y colocar las hojas de acebo mientras el chocolate todavía no se ha endurecido de la forma que creamos más bonita o donde haga falta tapar algún defecto (je je) y las grosellas simulando las bolitas del acebo.

  1. Con este tronco he tenido un accidente, no pude acabarlo en el mismo día, cuando tenía la masa enrollada tuve que interrumpir la elaboración, por eso guardé el rollo en la nevera hasta el día siguiente en que ya tenía prisa por acabarlo, eso hizo que al desenrollar en frío se me rompiera toda la masa y como no quedaba tiempo tuve que hacer un apaño. La cubrí con la crema de mascarpone como si estuviera entera, pero al poner la cobertura la hice solo con chocolate derretido sin mantequilla, así conseguí una cobertura rígida, lo que me vino muy bien para mantener el rollo unido y transportarlo después (me lo tenía que llevar en el metro) pero bastante mal para decorar, al estar el rollo frío, tal como ponía la cobertura está se solidificaba, o sea que para grabar la corteza fue muy mal. Entonces es cuando a una le sale la vena Mac Giver y usé un secador para calentar un poco la superficie sin calentar el relleno y así poder grabar los dibujos y pegar las hojas de acebo y las grosellas. El resultado no ha sido perfecto pero sí ha quedado resultón no? Es lo que tienen los imprevistos.
  2. Nunca había preparado un tronco de Navidad, aunque sí brazos de gitano, y me hacia ilusión hacer uno para estas fechas en las que tengo un montón de comidas y cenas.
  3. Si si sí, es SIN GLUTEN!!! Sólo hay que vigilar que el chocolate (yo utilicé el de cobertura de Nestlé) y el resto de ingredientes sean sin gluten.

Cuatro cuartos de limón y semilla de amapola

Descubrí este bizcocho en le libro La Biblia de los pasteles de Rose Levy Beranbaum, lo he preparado varias veces y el resultado siempre es sorprendente y delicioso.

El cuatro cuartos es un tipo de pastel que como su nombre indica lleva cuatro partes iguales, una de harina, otra de grasa, otra de azúcar y otra de huevos.

Es refrescante y crujiente, y aunque se puede servir sólo perfectamente, esta vez lo he combinado con una crema de mascarpone que combina estupendamente con la acidez del limón.

Es un postre sencillo que puede finalizar una comida o cena en casa, con o sin invitados, y también se puede llevar en una ocasión en la que nos han invitado a comer y siempre queda bien.

INGREDIENTES

  • 50 ml de leche
  • 3 huevos
  • 150 grs de harina
  • 150 grs de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 180 grs de mantequilla
  • 1 cucharada grande colmada de ralladura de limón
  • 3 cucharadas de semillas de amapola

Jarabe

  • 75 grs de azúcar
  • El zumo de 2 limones

Crema de mascarpone (opcional)

  • 250 grs de mascarpone
  • 80 grs de azúcar glass
  • 200 ml de nata para montar

Precalentar el horno a 175ºC

Engrasar y enharinar un molde alargado.

Mezclar los huevos y la leche batiendo ligeramente

En un cuenco grande poner la harina, la levadura, el azúcar, la sal, la ralladura de limón y las semillas de amapola y mezclar con la batidora durante 30 seg. para integrarlos.

Añadir la mantequilla y una tercera parte de la mezcla de huevos y leche, mezclar a baja velocidad e ir añadizendo el resto de la mezcla líquida en dos veces más, aumentar la velocidad de la batidora durante 1 minuto para que se airee.

Verter la mezcla en el molde y alisar la superficie con la espátula, cocer durante 50-60 min o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio.

Mientras vamos a preparar el jarabe disolviendo el zumo de limón y el azúcar en un cacito al fuego lento.

Cuando saquemos el pastel de horno, antes de desmoldarlo, lo pincharemos varias veces con una aguja y lo pintaremos con la mitad del almíbar, yo uso una jeringa.

Dejarlo reposar y al cabo de quince minutos lo desmoldamos sobre una rejilla y pintamos con un pincel el sobre y los lados con el resto del almíbar.

Preparamos la crema de mascarpone, para ello montáremos la nata y la reservamos. A continuación batiremos el mascarpone con el azúcar glass hasta conseguir una crema suave, añadimos con movimientos suaves la nata montada para que no se baje.

Para montar el pastel pongo la crema de mascarpone groseramente sobre el bizcocho en una capa gruesa sin alisar y podemos adornar con unos frutos del bosque, en este caso he utilizado moras.

  1. Podemos dejar enfriar el bizcocho y envolverlo en papel film, lo dejamos reposar 24 horas en la nevera y al día siguiente todavía estará mejor.
  2. Todos los ingredientes a temperatura ambiente.
  3. Si no queremos utilizar la crema de mascarpone podemos adornar con rodajitas muy finas de limón confitadas o no.
  4. Lleva gluten, no es apto para celíacos.