Salmón marinado

 

Este post está durmiendo desde antes de Navidad que fue cuando mariné este salmón para tener reservas para las fiestas. Hoy al abrir el congelador lo he visto y aquí os lo traigo.

Cuando encontramos el salmón a buen precio en el mercado, vale la pena comprarlo y marinarlo, esta es una manera de conservar el salmón para usarlo después en distintas creaciones. Es una manera de aprovechar las ofertas, en la nevera se guarda una semana tranquilamente y si no lo vamos a gastar lo congelamos.

A mi me gusta más el salmón marinado que ahumado, es más sabroso y lo utilizo para muchos platos.

INGREDIENTES

  • Un salmón o medio
  • Un kilo de sal gorda
  • Un kilo de azúcar
  • Pimienta en grano
  • Eneldo fresco

Pedir en la pescadería que nos quiten la espina central del salmón, y le quiten el máximo posible de espinas, si es un salmón entero lo cortamos por la mitad y desechamos la cabeza, de modo que queden cuatro trozos, si es medio salmón quedarán dos trozos, mejor si es de la cola, queda más entero.

Lavamos y secamos bien los trozos de salmón, y con unas pinzas sacamos las espinas que hayan quedado.

En un bol grande mezclamos el azúcar con la sal y los granos de pimienta.

Cortamos el eneldo en trozos más pequeños.

Espolvoreamos con el eneldo todos los trozos de salmón por el lado que no tiene piel.

Cogemos una bandeja un poco honda, ponemos una capa de la mezcla en el fondo, ponemos una parte de salmón con la piel debajo sobre ésta, cubrimos el salmón con otra capa de la mezcla anterior, y lo tapamos con otro trozo de salmón, esta vez con la piel arriba. Cubrir todo con otra capa de la mezcla.

Tapar con un papel film e introducir en la nevera.

Si tenemos un salmón entero hacer lo mismo con los dos trozos restantes.

Al cabo de 24 horas comprobar el grado de curación del salmón, tirar el líquido que haya soltado, le damos la vuelta, o sea, el trozo de arriba abajo y el de abajo arriba, taparlo y dejarlo 12 horas más.

Destapar y limpiar bien los trozos con un hilo de agua, secar bien con papel de cocina y ya se puede utilizar o congelar si no lo usamos todo en pocos días.

  1. Las cantidades de azúcar y sal dependen de la medida del salmón y de la bandeja, pero en cualquier caso son mitad y mitad.
  2. La pimienta es opcional, así como la cantidad que usemos, yo tengo desde hace tiempo un bote con pimientas variadas y las utilizo para esto.
  3. El eneldo puede ser seco pero a mi me gusta mucho más fresco.
  4. El tiempo de curación es muy personal, hay a quien le basta con 12 horas, y hay quien lo deja 48 depende de lo seco que os guste.También depende del grosor de la pieza, cuanto más gruesa, pues más tiempo en la nevera.
  5. Apto para celíacos.

 

Anuncios

3 pensamientos en “Salmón marinado

  1. Uuuf! Estoy con gripe y sin curro, pero tus recetas son fantásticas y hacen que recupere fuerzas rápidamente. Y es que es el jamón de jabugo de las aguas… Nos animaremos a prepararlo. Un abrazo bien fuerte maestra!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s