Galletas de aceitunas y queso

Mi hermana Marta tiene un puesto de aceitunas y conservas en el Mercado de Sant Antoni, en Barcelona, antes que ella lo llevaron mis padres, y antes aún mis abuelos, por eso es bastante correcto si digo que me he criado entre aceitunas, y hay que reconocer que también me he criado a base de aceitunas, que me encantan, aunque hay que tener en cuenta que las que vende nuestra familia son las mejores del mundo mundial 😀

Paradojas de la vida, a cuanta gente conocemos a quienes no les gusten las aceitunas? Yo solo una, mi marido!!!! Siempre dice: para una cosa que me saldría gratis…pero bueno, ya se aprovecha de todo lo demás que vende mi hermana (las anchoas le encantan;D). Por cierto, un día pondré un post donde explicaré como se lavan y preparan las anchoas, que he escuchado cada barbaridad que creo que bien se lo merece.

El caso es que mi régimen de aceitunas sufrió un cambio muy brusco cuando me casé, a pesar de seguir trayendo y comiéndolas no era lo mismo, y todas las recetas que llevan aceitunas en casa no entraban, menos mal que a mi hijo también le encantan y los dos nos poníamos las botas.

Esta vez he querido hacer esta receta por puro placer, hace un par de días le preparé las magdalenas para él, estas galletas son para mi, y bueno, para todos los que quieran, pero sobretodo para mi, jajaja…

Como aperitivo, con un vinito o una cerveza, incluso con coca cola, que vicio más rico.

INGREDIENTES

  • 125 grs de harina de trigo
  • 125 grs de almidón de maíz
  • 80 grs de aceitunas negras de Aragón picadas
  • 180 grs de queso seco rallado
  • 1 huevo
  • 60 grs de mantequilla
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 ramita de romero fresca
  • 1 pizca de tomillo
  • 1 pizca de sal

Mezclamos las harinas con el queso rallado y la sal, que queden bien integradas, añadimos el huevo, la mantequilla, las aceitunas, el aceite, la ramita de romero picada y un poco de tomillo.

Mezclamos bien, quedará una masa bastante seca, formamos un rulo con ella, la envolvemos en film y la dejamos en la nevera al menos 30 minutos.

Precalentamos el horno a 180 C

Sacamos el rulo de la nevera, quitamos el film y lo cortamos en rodajas de 1 cm de ancho. Los distribuimos sobre un papel de horno y horneamos durante 15-20 minutos.

Las dejamos enfriar y si queremos las podemos guardar unos días en una lata de galletas en un lugar fresco y seco.

  1. Estas galletas pueden ser un aperitivo muy apetitoso y son muy fáciles de hacer.
  2. Yo utilicé parmesano rallado, pero han de quedar bien con cualquier queso que sea seco y un poco fuerte de sabor, a gusto de cada uno. La próxima vez probaré con un manchego viejo.
  3. En casa tengo un prensador de ajos que incorpora un deshuesador, sirve para cerezas y aceitunas y va muy bien para quitar el hueso a las aceitunas antes de picarlas.
  4. Llevan gluten, los celíacos no pueden comerlas.

 

Anuncios

3 pensamientos en “Galletas de aceitunas y queso

  1. Qué cantidad de recetas nuevas! Me gustan todas… Las olivas negras me pierden… Por cierto, la cuestión de la aversión a las olivas no es exclusiva de tu marido. Tenía un compañero de trabajo que no podía con ellas. Nada más verlas se ponía malo y tenía que marcharse por piernas… Fíjate que a mi padre no le gusta nada el ajo, y en cambio a mi me chifla. Sobre gustos colores. Un beso muy fuerte guapa!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s