Risotto de gorgonzola y peras

 

Hace tiempo descubrí en un restaurante un plato de pasta que desde entonces es uno de mis favoritos, fazzoletti ripieno de pera con salsa de gorgonzola y nueces, entonces cuando por fin me he decidido a hacer un rissotto, (por primera vez) y buscando distintas recetas tropecé con ésta del blog No se le puede llamar cocina, y naturalmente, tenía que probarla.

La verdad es que es la primera vez que preparo un rissotto y nos ha encantado, el arroz nos gusta mucho, pero siempre lo hemos preparado de las otras miles de formas que hay, ahora tengo una forma más de hacerlo y he de decir que la repetiremos a menudo.

INGREDIENTES

  • 300 grs de arroz tipo bomba
  • 100 grs de gorgonzola dolce
  • 60 grs de mascarpone
  • 1 cebolla grande
  • 1/2 vaso de vino de vino blanco
  • 40 grs de parmesano rallado
  • 2 peras conference
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharadita de aceite
  • 4 nueces
  • 1 litro de caldo vegetal (yo lo he utilizado de pastillas)

Cortar la cebolla en trozos pequeños.

Pelar las peras y córtalas en daditos.

En un cazo, poner a calentar el caldo vegetal.

Calentar la mantequilla junto con el aceite en una sartén honda o una cacerola, con el fuego suave echar la cebolla y sofreír hasta que transparente, echar las peras y saltarlas un minuto, echar el arroz y revólver con una cuchara de madera durante 3-4 minutos para que se empape bien del sabor.

Echar el vino y remover hasta que se evapore.

Echar un cucharón de caldo muy caliente sobre el arroz y remover hasta que se haya absorbido, entonces echar otro cucharón, seguir así hasta que se haya consumido todo el caldo o el arroz esté al dente (18minutos) echar el queso gorgonzola cortado en dados y seguir removiendo hasta que se haya derretido por completo, retirar del fuego, echar el mascarpone y el parmesano, mezclar bien, probar para ver si hay que rectificar de sal o pimienta, dejar reposar unos 5 minutos.

Al servir se pueden añadir unas nueces peladas como decoración.

  1. La gracia del rissotto es que el arroz suelte su almidón lentamente, así conseguimos esa textura cremosa.
  2. Al poner mascarpone al final no necesitamos poner la mantequilla que se suele echar al mezclar el parmesano.
  3. Sin gluten.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s