Mermelada de ruibarbo y fresones

Aquí está la receta que os prometí de la mermelada de ruibarbo y fresones, es la mejor mermelada que he probado, me encanta, lleva un montonazo de azúcar pero así endulzo mi vida (por si era poco)

Esta receta llevaba unos meses pendiente de publicar y casi la había olvidado, ahora aprovechando la “abundancia” de ruibarbo por fin ve la luz.

Lo conocía principalmente por las novelas inglesas, sobre todo las de Enyd Blyton de cuando era niña, de vez en cuando aparecía un pastel de ruibarbo, que aunque por el nombre parece que sea un pescado ya intuías por el contexto que había de ser un plato dulce, o sea que de pescado nada.

Investigué un poco y vi que era una especie de verdura, pero como parecía que no iba a utilizarla nunca no me preocupé demasiado por el tema hasta que lo encontré en un cesto en la plaza donde se monta el mercado en Karlsruhe, y como ya comenté en el post tarta de ruibarbo y fresones no me resistí a experimentar con él.

Primero hice la mermelada así pude probar su sabor y la cantidad de azúcar que necesitaría, así lo hice y claro, esto va a gusto de cada uno y a mi me gustó así, dulce. El ruibarbo tiene un sabor un poco cítrico que combina de maravilla con los fresones.

INGREDIENTES

  • 400 grs de ruibarbo
  • 800 grs de fresas
  • 800 grs de azúcar
  • El zumo de un limón.

Limpiamos y cortamos a trozos pequeños los fresones, lavamos, raspamos y cortamos el ruibarbo a trozos de 1/2 cm de grosor.

Lo ponemos todo junto en una cacerola con el azúcar y el zumo del limón, y lo dejamos macerar unas horas.

Calentamos a fuego medio, cuando se ha disuelto el azúcar bajamos un poco el fuego y lo dejamos cocer removiendo a menudo hasta que se haya disuelto el ruibarbo, unos 15- 20 minutos, dejamos cocer hasta el punto que nos guste, yo lo dejé 15 minutos más removiendo continuamente y casi quedaron disueltos los fresones.

Introducimos la mermelada bien caliente en los botes esterilizados preparados como expliqué en mermelada de fresa, los cerramos, les damos la vuelta y esperamos a que se enfríen.

  1. El ruibarbo debe de ser todo agua, porque apenas ha quedado rastro.
  2. Lo de dejar macerar la mezcla antes de cocerla es opcional, a mi gusta hacerlo, creo que queda mejor y utilizo menos azúcar.
  3. Las cantidades las he puesto como me ha parecido, un poco por miedo a que no me gustara pero la proporción de 1/3 de ruibarbo y 2/3 de fresones me encanta, o sea que me la quedo para otras veces.
  4. Se puede añadir un poco de pectina si se quiere más espesa.
  5. Hasta dónde yo se, no lleva gluten, el ruibarbo no es un cereal.

 

 

 

Anuncios

3 pensamientos en “Mermelada de ruibarbo y fresones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s