Patatas bravas

Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de julio nos invita a preparar un clásico de la cocina española:
Patatas a la brava
Esta es la primera vez que participo en el reto mensual de The Whole Kitchen, este mes la receta que han propuesto para el círculo salado son unas patatas bravas, y no hay que decirlo, no me he resistido ni un poco a prepararlas, y como no, a degustarlas con una clara de limón, que con el calor que hace es como más apetecen.

He encontrado en mi verdulería casualmente, unas patatas pequeñas y estupendas para esta ocasión, yo las suelo utilizar para preparar papas arrugás, y he pensado que también servirían para preparar las bravas, las he frito con piel porque me gustan así, con la piel crujientita.

INGREDIENTES

  • Diez patatas mini o un par de patatas grandes.
  • Sal
  • Abundante aceite para freír

Para la salsa all i oli

  • Un huevo fresco entero
  • Dos dientes de ajo
  • Un vaso de aceite de oliva virgen
  • Sal

Para la salsa roja

  • 2 cucharadas de aceite picante
  • 1/2 cucharadita de pimentón de la Vera

Lavamos bien las patatas frotándolas con un cepillo, las freímos sin pelar en aceite con calor medio, que se pochen lentamente, cuando empiecen a estar blandas las retiramos y las reservamos.

Preparamos el all i oli poniendo todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batiendo de abajo a arriba, no hace falta que quede demasiado espeso.

Mezclamos el aceite picante con el pimentón y reservamos.

Partimos las patatas en gajos y las freímos de nuevo en el aceite muy caliente, cuando estén doradas las retiramos y escurrimos sobre un papel de cocina.

Las ponemos en un plato con el all i oli por encima y lo regamos todo con la salsa de aceite picante.

Ñam, ñam!

  1. El aceite que he usado es el que sale en la foto, hace años que lo tengo, lleva pimienta de varias clases, tomillo y un montón de bichos picantes (chiles), cuando lo he vaciado un poco lo vuelvo a rellenar y la verdad es que se conserva estupendamente, tenía miedo de que con el tiempo se pusiera rancio, pero como le doy bastante caña aguanta bien.
  2. Las patatas las he frito dos veces, la primera es para pocharlas y la segunda, con el aceite mucho más caliente consigue que queden crujientes, además esto te permite tenerlas a medio preparar y acabarlas rápidamente al momento de servirlas, así están recién hechas.
  3. No llevan nada de gluten. Esta receta lleva huevo, por tanto no es vegana, pero el all i oli se puede hacer sin huevo (el auténtico no lo lleva).
Anuncios

14 pensamientos en “Patatas bravas

  1. Qui es pot resistir a unes braves tant bones? Aquest oli especial els hi donarà un puntet fantàstic.
    Que tremoli el bar Tomás que les teves són millors!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s