Fricandó

Este mes el reto salado de Las recetas de Tia Alia nos propone preparar un fricandó, con la de veces que lo suelo preparar y nunca lo había colgado en el blog.

El mejor fricandó de la familia lo prepara mi hermana, pero a mi tampoco me sale mal, lo preparo muy parecido al de Tia Alia, aunque le añado moixernons. Mi abuela siempre lo preparaba en la olla a presión pero a mi me da miedo que se me pegue y prefiero preparalo en una sartén muy grande y honda que tengo y que se puede tapar, así lo controlo mejor.

INGREDIENTES

  • 25 grs moixernons
  • 1/2 kg de carne de ternera cortada en filetes finos, la parte que prefiero es la del jarrete, o pedir consejo al carnicero.
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 200 grs de tomate triturado (puede ser de lata)
  • 1/4 l de caldo de carne
  • Harina para rebozar (utilizo de maíz, sin gluten)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Ponemos los moixernons a remojas un par de horas antes.

Salpimentamos la carne, la enharinamos y la freímos en aceite, la retiramos y en el mismo aceite freímos la cebolla picada, cuando está transparente añadimos el ajo muy picado y al cabo de unos segundos el tomate, sazonamos ligeramente y dejamos reducir unos minutos. Cuando el sofrito está listo volvemos a poner la carne en la cazuela y la regamos con el caldo caliente hasta que quede cubierto, dejamos cocer tapado a fuego lento unos 15 minutos.

Vamos sacudiendo la cazuela a menudo para que no se pegue, retiramos la carne de nuevo y trituramos la salsa, volvemos a poner la carne y añadimos los moixernons escurridos y enjuagados,

Lo dejamos cocer tapado diez minutos y diez más destapado.

 
  1. El mejor caldo es el de cocido, aunque se puede aprovechar el que tengamos por casa o utilizar alguna pastilla.
  2. El fricandó está mejor de un día para el otro.
  3. Hemos utilizado harina de maíz, así que es apto para celíacos.

 

 

 

Berenjenas a la parmesana

Este mes el blog Memories d'una Cuinera nos propone que hagamos una receta de fiambrera. Como prácticamente todos los días me llevo mi tupper al trabajo lo complicado ha sido escoger una.

Lo más corriente es una ensalada completa, de pasta, arroz, legumbres o cuscús, con verduras y algo de proteína, por ejemplo pollo o atún, pero para esta ocasión he decidido poner lo que me llevo hoy al trabajo.

En mi trabajo tenemos un microondas y esto abre bastante el abanico de posibilidades, como me parece que en la mayoría de centros pasa lo mismo y nos vamos acercando a la época invernal he preparado un plato que, aunque se puede tomar frío está mejor si lo calentamos un poco.

La cantidad que he puesto es para dos raciones completas ya que prefiero llevar un sólo plato al trabajo y la verdad, prefiero variar un poco y con un par de días a la semana que repita menú ya vale.

INGREDIENTES

  • 1 berenjena
  • 1 lata de 400 grs de tomate triturado
  • 1 cebolla más bien pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 80 grs de queso parmesano rallado
  • 1 bola de mozarella
  • Dos o tres hojas de albahaca
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Azúcar

Cortar la berenjena en rodajas, salarla y ponerla a escurrir al menos media hora para que pierda el amargor.

Mientras preparar una salsa de tomate con la cebolla y el ajo bien picados y el tomate sazonado con azúcar y sal.

Precalentar el horno a 180 grados

Enjuagar y secar la berenjena, ponerla en una bandeja de horno con un poco de aceite y dejarla cocer en el horno una media hora.

En un recipiente hondo que pueda ir al horno pondremos una capa fina de tomate, encima una de berenjena y por encima espolvoreamos con abundante parmesano, seguimos con otra capa de tomate y así hasta acabar la berenjena, espolvoreamos con parmesano y la mozarella cortada a rodajas.

Introducimos en el horno de nuevo un cuarto de hora o 20 minutos.

  1. A mi me gusta más bien corta de tomate, pero si lo preferís hacer más cantidad y ala, al gusto.
  2. La berenjena la corto en rodajas bastante delgadas, también es cuestión de gustos.
  3. Si lo vamos a comer frío, si es preferible poner uno o más de tomate y acabar con una capa de tomate y otra de parmesano, sin mozarella.
  4. Es bastante calórico.
  5. Este plato no lleva gluten, es apto para celíacos.