Bona Castanyada!

Ya os he contado que en casa no hago yo los panellets, para eso hay las artistas oficiales.

Pero no quería dejar pasar un día tan especial sin desearos una feliz Castanyada o Halloween o lo que celebréis cada uno en la noche de Todos los Santos.

Una amiga que me conoce muy bien me ha traído del pirineo una calabaza preciosa y un vino dulce con el que he preparado un vino especiado o glühwein, del que pondré la receta más adelante. No me he podido resistir y he hecho un bodegón para ambientar el día.

Los últimos años hace tanto calor para estas fechas que nos descoloca un poco, pero para mi siempre ha sido la festividad otoñal por excelencia, recuerdo cuando era adolescente e iba con las amigas a comprar castañas y las apretabas entre las manos mientras estaban calientes para entrar en calor. Ahora te choca un poco ver las paradas de las castañeras a 30 grados, después dirán que no hay cambio climático…

Os dejo que llego tarde a la cena familiar, me llevo el vino que todavía está caliente.

Bona Castanyada!

 

 

 

Anuncios

Almendrados

Este mes no me he podido resistir al Reto dulce de Tía Alia que son unas pastas de almendras, o los almendrados de toda la vida, adema Tia Alia lo explica perfectamente, y como siempre me gusta tener galletas sin gluten a mano no lo dudé ni un segundo.

POR CIERTO, APROVECHO PARA RECORDAROS QUE TENÉIS HASTA EL DÍA 3 DE OCTUBRE PARA PARTICIPAR EN EL SORTEO QUE HE HECHO PARA CELEBRAR MI PRIMER CUMPLEBLOG.

Las cantidades son muy fáciles, la misma cantidad de almendras que de azúcar, y las yemas necesarias para conseguir una pasta espesa, pero lo suficientemente blanda para ponerla en una manga pastelera.

INGREDIENTES

  • 125 grs de almendra molida
  • 125 grs de azúcar blanco
  • 5 yemas de huevo
  • Almendras enteras peladas para decorar.(opcional)

Precalentar el horno a 190 con calor arriba y abajo.

Moler en el robot la almendra molida con el azúcar, se ha de moler varias veces, recogiendo y mezclando cada vez hasta que empiecea a apelmazarse. Añadir las yemas de huevo, una a una hasta conseguir la consistencia deseada.

Colocar la masa en una manga pastelera con una boquilla ancha e ir haciendo montoncitos sobre una bandeja forrada con papel de horno. Colocar una almendra sobre cada uno. Se pueden pintar con un poco de yema batida, pero yo no he hecho.

Hornear unos 10 minutos o hasta que empiecen a dorarse.

  1. Tanto si utilizamos almendras enteras y las molemos, como si compramos las almendras ya molidas, es muy importante saber que si las guardamos mucho tiempo en casa enseguida cogen un sabor a rancio, por eso siempre es preferible comprar la medida justa y usarla al poco tiempo, yo compré almendra molida y la he usado para estos almendrados y para la tarta de Santiago.
  2. Se conservan varios días en un bote hermético en el frigorífico.
  3. No llevan gluten, ni lactosa.

 

Primer cumpleaños y …sorteo!!!

Se me ha pasado! Ayer este blog de mis entretelas cumplió un año! Con todo el follón que tengo no me había dado cuenta, y hoy he pensado…a qué estamos? No empecé el blog más o menos después del verano? Pues si, el 18 de octubre del 2012!

Parece mentira que ya haya pasado un año desde que me decidí a empezar este blog, y por otro lado, sólo un año? Han pasado muchas cosas esté último año, unas buenas y otras no, pero entre las buenas tengo que contar con este blog que me ha dado mucho. Gracias a el he descubierto una Núria que no había salido a la luz, a la que le gusta compartir esta afición con muchos amigos nuevos y no sólo desde la pantalla del ordenador! Si no que les pregunten a mis “conejillos de indias” jeje. Hay que decir que he conseguido subir el nivel de azúcar (y la circunferencia barriguil) en mi centro de trabajo.

Cuando empecé este proyecto, veía muuuuy lejos un día como el de ayer, incluso pensé que haría concursos, sorteos y fiestukis varias si llegaba a un año y seguía con la misma ilusión. Y así es, no sólo tengo la misma ilusión, sino que gracias a todos vosotros publico cada receta pensando en si os gustará y cuando es así es muy gratificante. He conseguido muchos seguidores, tanto del blog como en Facebook , pero sobre todo he conocido a much@s amig@s, he conocido gente fantástica con maravillosos blogs, y he aprendido multitud de recetas y técnicas culinarias, que han añadido un par de kilos a los que ya me sobraban de antes, pero los he disfrutado a tope.

Quiero seguir compartiendo mis recetas (mis recetas? no, una parte de mi vida) , también me gustaría empezar a publicar otras cosas, viajes, DY, ideas… quiero seguir llamando a vuestros correos de vez en cuando y que disfrutéis conmigo de la cocina y de lo que surja como yo disfruto al leer las recetas de otros blogs. Es un mundo maravilloso, todos compartimos lo que sabemos, hay mucha generosidad pero al mismo tiempo recibimos más de lo que damos.

Me hubiera gustado convocar un concurso para celebrar el cumpleaños, pero esto necesita mucha planificación, y como me he despistado me voy a conformar con hacer un sorteo. Y que puede sortear una Bruixa? Pues tres brujitas (o haditas, según se mire) porque creo que toda cocina debe tener su propia bruja. Y además cada brujita irá acompañada de un bote de galletas de jengibre de las que hago cada año y que son la portada de mi blog.

Es un premio modesto pero es que me gustaría premiaros a todos y cada uno de vosotr@s, así aunque no a todos, podré enviar tres regalos.

La dirección a la que envíe el regalo ha de ser en la península, aunque todo el mundo puede participar.

Para participar sólo hay que dejar un comentario en esta entrada diciendo que queréis participar, podéis dejar vuestro correo si queréis para que os pueda avisar, o estar atentos al resultado para reclamar el regalo, lo que si tenéis que dejar es vuestro nombre, no hace falta que os hagáis seguidores del blog ni de la página de Facebook, eso sólo lo tenéis que hacer si os apetece y si verdaderamente lo queréis seguir, y si es así yo estaré encantada de daros la bienvenida.

El plazo para dejar los comentarios es hasta el día 3 de noviembre a las 12 de la noche, y el resultado del sorteo lo publicaré el día 6 de noviembre.

Bueno, ahí dejo la primera convocatoria de sorteo que hago, espero que participéis y os haga tanta ilusión como a mi, es un premio bonito, con mucha magia y con unas galletas de jengibre ideales para la Navidad.

Espero vuestros comentarios con más impaciencia de lo habitual.

 

Tarta de Santiago

Estos días he estado muy liada por temas laborales, pero no he dejado de cocinar, comer, hay que comer, lo que no he hecho ha sido escribir las entradas del blog. Pero hoy me he propuesto poner manos a la obra y aquí estoy, tempranito delante del IPAD y dispuesta a poner en palabras lo que hace días que ya nos hemos zampado.

La primera receta que voy a poner es una tarta Santiago, hace unos días a un compañero de trabajo se le terminó el interinaje y se fue directo al paro (ánimo Ramón), después de pasar con él todo el verano queríamos que se fuera con un buen sabor de boca, y como él ejerce de gallego orgulloso de serlo, no podía ser de otro modo que con una tarta Santiago.

No me acordé de hacer una foto hasta que ya íbamos por la mitad!!!, y esa es la que pongo.

INGREDIENTES

  • 250 grs de almendra molida
  • 250 grs de azúcar blanco
  • 50 grs de almendra en trocitos pequeños
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1 cucharadita de café de canela molida
  • 4 huevos L
  • Azúcar glass par espolvorear

Preparamos un molde redondo untándolo con mantequilla, recortamos un redondel de papel de horno y lo colocamos en el fondo.

Precalentamos el horno a 180 calor arriba y abajo.

En un bol mezclamos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen pero no deben montar, añadimos el resto de ingredientes y mezclamos lo justo para que se integren.

Echamos la mezcla en el molde y lo introducimos en el horno a media altura durante 45 minutos, transcurrido este tiempo lo pinchamos con un aguja, y si ésta no sale limpia lo dejamos unos minutos más.

Ha de quedar jugosa.

Dejamos enfriar y pasamos la tarta a una rejilla, colocamos sobre la tarta una cruz de Malta recortada en papel (la podéis encontrar en internet) y espolvoreamos toda la tarta con un colador lleno de azúcar glass hasta que quede cubierta, retiramos la cruz de Malta con cuidado y pasamos la tarta a un plato de servir.

 

  1. Fácil facilísima, aunque a mi me ha pasado alguna vez que se ha formado una costra hinchada por encima de la tarta y lo he arreglado quitándola toda antes de espolvorearla. Suele pasar si me paso al batir los huevos.
  2. No lleva nada de gluten, ni de lactosa, es una maravilla (súper calórica) , en casa siempre decimos que es un panellet gigante.