Flam de mel i mató

El repte d'aquest mes de Memories d'una Cuinera ens proposa fer un flam, vet aquí una recepta que admet mil i una variacions.

A uns els agrada el flam tal cual, d'ou o de vainilla, a d'altres amb coco, o tambè un púding, que ve a ser una mena de flam. A mi el que m'agrada més és el de mató, i avui he fet un flam de mató amb mel a veure que sortia, i està molt bo, es nota el gust de la mel.

El millor de tot és que quan faig flam utilitzo el microones, és molt còmode i no pateixo per que m'hi entri aigua.

He utilitzat uns motllos petits de colors de l'IKEA, així m'han sortit 4 flams, però és pot utilitzar qualsevol recipient que no sigui metàlic, fins i tot gots, al fer-los al microones no s'arriben a escalfar massa.

INGREDIENTS

  • 2 ous L
  • 100 ml. de llet
  • 90 grs de sucre
  • Una cullerada de mel espessa.
  • 150 grs de mato de llet vaca

Preparem un caramel amb 40 grs de sucre, i en posem una mica al fons de cada motlle.

Batem els ous amb 50 grs de sucre, fins aconseguir una crema pàlida i esponjosa, afegir la mel i el mató i barrejem bé, fins que no quedin grumolls.

Repartim la barreja entre els motllos preparats i els posem al plat del microones, encenem el forn al 50% de potencia durant uns 15-20 minuts, el temps depèn de la potencia del nostre microones.

El podem guardar a la nevera tapats amb paper film.

  1. Els he servit amb unes atmelles laminades torrades.
  2. He fet molt poca quantitat, si en voleu fer més, només cal multiplicar les quantitats proporcionalment, en canvi el temps de cocció no és proporcional, el millor, tant si fem més quantitat com si utilitzem motllos més grans és anar mirant amb una agulla i si cal, coure una mica més, augmentant el temps poc a poc.
  3. El més important d'aquest postre és que tant la mel com el mató siguin de bona qualitat. El mató el compro a una botiga de dietètica i productes naturals que hi ha a prop de casa i en porten de diversos tipus de llet (a mi nomès m'agrada el de vaca), i la mel la compro per Sant Ponç a les parades que es posen al carrer Hospital de Barcelona cada any, en compro per tot l'any.
  4. El flam és un postre que no porta gens de gluten.

Aquesta recepta l'he escrit en català, la veritat és que no me'n he adonat fins que ja en portava més de la meitat, i ho reconec, quina mandra, he decidit deixar-la, tot i que normalment escric el bloc en castellà, com que avui en dia existeix el Google translator no crec que ningú hagi de tenir cap problema.

He escrito esta receta en catalán, si tenéis alguna pregunta estaré encantada de contestarla.

 

 

Anuncios

Enrollados de castañas y chocolate

Este mes el Reto de Tia Alia nos lo ha puesto difícil, me he decidido por el reto dulce porque no he hecho nunca una receta así, con castañas, y es una buena excusa para probarlo.

La verdad es que a pesar de lo mucho que me gustan las castañas calentitas, no me ha encantado el sabor de la crema de castañas y chocolate, creo que tenía que haber puesto mucha más cantidad de azúcar.

He hecho alguna variación en el modo de prepararlo, en lugar de utilizar bizcochos de soletilla he preferido hacer un brazo de gitano y servirlo en rodajas, esto me ha gustado porque permite una buena presentación y queda muy bien, quería añadir un poco de nata para acabar el plato pero las prisas…

También quería hacer la prueba por si utilizaba la mezcla para hacer el tronco de Navidad de este año, pero como ya os he comentado, no me ha gustado demasiado y no lo voy a repetir. Habrá que buscar nuevas ideas.

INGREDIENTES

Para la masa del brazo de gitano:

  • 6 huevos
  • 100 grs de azúcar
  • 100 grs de harina
  • 1 cucharadita de levadura royal
  • Una pizca de sal

Crema de castañas:

  • 1 kg de castañas
  • 1/2 litro de leche semidesnatada
  • 125 grs de chocolate de cobertura
  • 60 grs de azúcar

Precalentar el horno a 180 grados y forrar una bandeja de horno con papel de hornear untado con mantequilla o aceite.

Batir con el robot los huevos con el azúcar y la sal hasta conseguir una mezcla pálida y esponjosa, añadir la harina y mezclar con cuidado.

Extender la masa sobre la bandeja y hornear durante 10 minutos.

Cuando esté horneado sacar y poner un paño de cocina muy limpio sobre la bandeja, volcarla sobre la encimera y retirar el papel sin esperar a que se enfríe, enrollar la masa junto con el paño y dejarla atemperar enrollada.

Poner a hervir las castañas con agua durante unos tres cuartos de hora o hasta que estén bien cocidas, escurrirlas y pelarlas, pasarlas por el pasapurés. (Después os cuento cómo lo hice)

Poner a hervir la leche con el azúcar, mezclar con el puré de castañas (en mi caso con las castañas a trozos, pero ya os cuento la odisea) y volver a poner al fuego sin dejar de remover hasta que espese.

Añadir el chocolate rallado y seguir mezclando hasta que se derrita.

Desenrollar el brazo de gitano y cubrir toda la superficie con la crema de castañas y chocolate, enrollar el brazo de gitano con la ayuda del paño, retirar el paño y cubrir el rollo con papel film. Dejar reposar en la nevera durante unas horas.

Una media hora antes de servirlo, lo sacamos de la nevera y sacamos el papel film, cortamos los dos extremos y lo podemos cubrir con chocolate derretido, crema, crema de castañas, nata, azúcar glass….

Cortamos las rodajas no muy gruesas, quedan bastante consistentes, no hay peligro que se deshagan.

  1. Pasar las castañas por el pasapurés ha sido muy trabajoso, se habían enfriado, o sino, ya me contaréis como las pelo. Por eso me decidí a mezclarlas con la leche caliente y pasarlas varias veces por el pasapurés hasta que conseguí la textura que quería.
  2. No lo cubrí ni adorné especialmente, al probar la crema me di cuenta que no me volvía loca y me vine un poco abajo.
  3. La receta pide que se moje el bizcocho con ron, no se lo puse, quería poder servirlo a los niños de casa.
  4. Bueno, parece que el resultado ha sido una birria, pero no ha sido así, es una cuestión de gustos, a mi no me va demasiado, pero me la he comido muy a gusto, es una muy buena receta que seguro que tiene sus fans.

 

Ay! Los hombrecitos de gengibre!

 

Muy, pero que muy liada he estado estos días, y os preguntaréis que he estado haciendo? Pues entre otras obligaciones…., galletas, montones de galletas, ya se acerca el adviento y necesito hacer acopio de provisiones, ya sé, no soy una ardilla, pero que queréis, si no tengo la despensa llena de galletas de gengibre no me quedo tranquila, lo que pasa es que a la misma velocidad con que la lleno se va vaciando y estos días es un no parar.

Y mi amiga Montse, me ha sorprendido con un regalo que me ha hecho mucha ilusión, sobre todo porque indica que piensa en mi, vió este juego de gel y crema en una tienda y…adivináis quien le vino a la cabeza?No se resistió y me lo compró, y a mi me ha encantado y me hizo tanta gracia que hoy os lo enseño en este post.

El caso es que ya llevo hechas muchicientas galletas y alguna más, este año me he comprado un rodillo de madera de Joseph&Joseph con los topes para hacer todas las galletas de la misma medida, el que me compré el año pasado me lo cargué (de puro usarlo), era de plástico y con las asas a los lados, según girabas el rodillo podías escoger el grosor, pero haces demasiada fuerza y demasiadas veces sobre las asas y se rompieron, aún lo uso, pero pegado con súperglue, para cosas flojitas me seguirá sirviendo.

A partir de ahora todas mis galletas de gengibre medirán 4mm, esto es muy práctico a la hora de hornearlas, porque si unas son más gruesas y otras más finas, tenía que agruparlas por tamaños, o unas se quemarían y otras quedarían poco cocidas, ahora las horneo todas durante 8 minutos y medio, y si no me distraigo, jejeje quedan perfectas.

Me encantaría poder transmitiros el olor…, el sabor es delicioso, pero el olor, impregna toda la casa y como casi todos los días hago una hornada, dura mucho tiempo y cada día cuando vuelves del trabajo, abres la puerta y te llega ese olor…que te recuerda que falta menos para Navidad y sientes como te brota una sonrisa en los labios y te vuelves un poco niña.

Aquí os dejo unas cuantas galletas de distintos diseños, yo nunca utilizo fondant, sólo glasa de azúcar con colorantes.

La foto de arriba es de ahora y las de abajo son del año pasado, pero es que no he tenido ni tiempo de hacer nuevas, espero que os de ideas.

Ahí os las dejo!

 

 

 

 

 

Copos de nieve y el resultado del sorteo!

Por fin ha llegado! Al final de este post os dejaré el resultado del sorteo que os propuse en el post “Primer cumpleaños y sorteo” de hace unos días, gracias a todos los que habéis participado, ha sido una bonita experiencia que espero poder repetir en otras ocasiones.

Para no hacer una entrada demasiado corta aprovecho para contaros lo que hice con las claras que me sobraron al hacer los almendrados, los he llamado copos de nieve porque son pequeños y blancos, jeje.

A mi me gustan mucho los merengues, y pensé hacerlos de bocado, así los puedo servir junto con galletas o pastas y no vamos dejando migas por todas partes.

INGREDIENTES

  • 5 claras de huevo
  • 100 grs de azúcar blanco
  • 100 grs de azúcar glass
  • Una pizca de sal
  • 1/4 de cucharadita de vinagre

Precalentar el horno a 100 grados, si tenéis un horno de aire, sólo con aire, sino calor arriba y abajo.

Batir las claras con la sal a velocidad media hasta que empiecen a espumar subir la velocidad y cuando empiecen a montar añadir el vinagre y la mitad del azúcar blanco. Seguir batiendo y añadir el resto de los azúcares en tres veces hasta que consigamos una textura fuerte y cremosa.

Poner el merengue en una manga pastelera con una boquilla rizada grande, hacer montoncitos sobre una bandeja forrada con papel de hornear e introducirlos en el horno durante 1 hora y media, apagar el horno y dejarlos dentro varias horas (yo los dejé toda la noche) hasta que se enfríen, y después a disfrutarlos, se guardan varios días en un bote hermético.

  1. Se pueden aromatizar con esencias de almendra, avellana, limón, o lo que se os ocurra, yo voy a ir experimentando, aunque me gustan mucho tal cual.
  2. Si tenéis un horno con aire podéis hacer lo que hice yo, poner varias bandejas para que se horneen a la vez, las de arriba quedan un poco más oscuritas y las de abajo más blancas, pero aparte de eso, va fenomenal y ahorramos tiempo y electricidad.
  3. Hay que vigilar no pasarse al montar las claras.
  4. El vinagre ayuda a que se mantenga firmé el merengue, también va bien (aunque no tanto) el zumo de limón.
  5. No lleva gluten.

Y ahora si, llegó el momento, and the winners are….

Enhorabuena!

Enseguida me pondré en contacto con vosotras.

Hasta pronto!