Milhojas de manzana y mató

Vi la receta hace bastante tiempo en un ejemplar de la revista “Cuina” y pensé que la haría cuando tuviera ocasión, después fue pasando el tiempo y un día que estaba a punto de comprar mató en una tienda donde lo venden artesanal (L'Arbre de Vida) pensé…compra un poco más y prueba aquella receta…

Pero ya se sabe, no recordaba en que revista exactamente había visto la receta, y el mató no se guarda mucho tiempo, o sea que aquel mismo día, aprovechando que iba a casa de unos amigos decidí probar la receta más o menos como la recordaba, aunque he de reconocer que no se si se parece mucho a la original porque no la he encontrado, pero ha quedado muy buena, hehehe.

INGREDIENTES (4 raciones)

  • 1 lámina grande de hojaldre fresco (o descongelado)
  • 400 grs de mató artesano
  • 1 cucharada de miel
  • Canela
  • 2 manzanas golden
  • Unas gotas de zumo de limón
  • 3 cucharadas de azúcar moreno (puede ser blanquilla)

Primero que nada pelamos las manzanas y la cortamos en daditos de 1 cm. , las mojamos con las gotas de zumo de limón y las mezclamos con dos cucharadas de azúcar. Ponemos la mezcla en un bol, lo cubrimos con papel film, hacemos unos agujeros al film para que salga el vapor y lo ponemos 5 minutos en el microondas a máxima potencia.

Precalentamos el horno a 200 grados, calor arriba y abajo, preparamos dos bandejas de horno que encajen bien la una dentro de la otra, forramos el fondo de la bandeja de debajo con papel de hornear, cortamos con un aro o un molde de unos 10 cm de diámetro, ocho círculos que depositamos en la bandeja y pinchamos con un tenedor varias veces, los cubrimos con otro papel y encima la otra bandeja, para que no suban, y los horneamos 10 minutos, al cabo de este tiempo levantamos la bandeja para ver si ya han cogido color, si no es así lo dejamos un poco más, pero vigilando a menudo para que no se quemen.

Dejamos que se atemperen las manzanas y los círculos de hojaldre.

Desmenuzamos el mató sin aplastarlo, lo mezclamos con la cucharada de miel.

Montamos los mil hojas poniendo un disco de hojaldre en un plato, lo cubrimos con manzana, espolvoreamos con un poco de canela en polvo, encima una cucharada colmada de mató, otro disco de hojaldre, manzana, canela y mató, encima del mató ponemos un poco de azúcar y lo quemamos con una placa o con el soplete.

Hacemos lo mismo con los tres restantes, aunque abajo os cuento como hacerlo para que queden equilibrados.

  1. Estaba buenísimo, y ya veis que es sano y no lleva demasiado trabajo. Un día lo quiero probar con pasta brick, todavía más ligero, ya os contaré que tal.
  2. Es importante distribuir bien las cantidades, lo mejor es repartir la manzana sobre los ocho discos de hojaldre y a continuación el mató, antes de montar los milhojas, así no nos sucederá que los primeros están súper llenos y los últimos un poco escasos.
  3. No hay que montarlos con demasiada anticipación porque el hojaldre se puede humedecer.
  4. Para llevarlos a casa de mis amigos tuve que hacer un “invento”, mi hermana me regaló una bolsa de tela que hizo ella misma para transportar platos y la quería estrenar, dentro me cabe una bandeja pequeña perfectamente, pero los milhojas bailaban de lo lindo ahí dentro, así que corté un trozo de rollo de plástico del que venden en IKEA para poner en el fondo de los cajones y ni corta ni perezosa lo pegué al fondo de la bandeja con adhesivo de dos caras, y me fué perfecto, los hojaldres se quedaron súper quietos, ya no resbalaban, los cubrí con un hoja de papel de hornear y en mi nueva bolsa llegaron perfectamente.
  5. Llevan gluten, pero sólo en la lámina de hojaldre, seguro que se puede versionear sin gluten con un poco de imaginación.

 

 

Anuncios

Roscón de Reyes

Ya se que es muy tarde para publicar esta receta, pero ya sabéis que los días de fiestas navideñas son una locura, al menos en mi casa, y además esté a año he tenido la ocasión de ejercer de abuela y, como es natural, es una cuestión de prioridades. De cualquier modo, voy a publicar la receta, porque es muy posible que el año que viene me ocurra lo mismo, y de ese modo, para la próxima Navidad podremos mirar las recetas de este año.

Es el primer roscón de Reyes que preparo, casi no me acuerdo de hacer fotos, he utilizado la receta de Su de Webos fritos, es una receta muy bien explicada, de hecho, esta vez no pienso explicarla yo, ya que Su lo hace de maravilla, con video incluido, y lo único que he hecho ha sido seguir la receta al pie de la letra con la que me han salido dos roscones de un buen tamaño, la única variación que he hecho ha sido que si bien uno lo he rellenado de nata como sugiere Su, el otro lo he rellenado de cabello de ángel. (Nunca me ha gustado el de mazapán)

He utilizado cabello de ángel de lata, no está nada mal, el año que viene lo planificaré con más tiempo y me gustaría hacerlo yo misma.

He utilizado naranjas recién confitadas, en la primera prueba utilicé naranjas confitadas que había comprado y mandarinas confitadas caseras, al ver la diferencia me decidí a utilizar sólo naranjas caseras y las pude terminar a tiempo, apenas las escurrí del almíbar y quedaron muy bien.

 

 

 

Panettone

Me chiflan los panettones, durante años he ido comprando para coleccionar las latas donde vienen, las utilizo para guardar las galletas de jengibre, cada día tomo un trozo para desayunar y al cabo de los días, si se seca, lo mojo en la leche, me encanta!

Este año he decidido que no compraba más, para empezar, no me caben más latas, y además, no he visto latas nuevas (si encuentro alguna que me guste ya le buscaré sitio, jejeje..). Por esto he hecho mis propios panettones, he estado recopilando recetas de varios libros y blogs, he probado algunas, de hecho he preparado en total 18 Panettones!!! Todas están buenas, pero no me volvían loca, que si demasiado secas, que si el sabor no era el que busco… las he ido adaptando y he hecho cambios y pruebas hasta que por fin he conseguido una que me satisface.

Muchos utilizan masa madre, yo no tengo, pero he preparado una que aunque la prepare de un día para otro le da muy buen sabor.

INGREDIENTES

Masa madre

  • 120 grs de harina de fuerza
  • 25 grs de levadura fresca o 10 grs de levadura seca de panadero (no royal)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 120 ml de leche tibia

Primera masa


  • 500 grs de harina de fuerza
  • 120 grs de azúcar
  • 2 cucharadas de ron añejo
  • 4 huevos enteros
  • 2 yemas
  • 180 grs de mantequilla a temperatura ambiente

Segunda masa


  • 280 grs de harina de fuerza
  • 80 grs de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 15 grs de miel (de calidad)
  • Ralladura de 1 naranja
  • 3 huevos enteros
  • 3 yemas
  • 180 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 grs de naranja confitada picada
  • 100 grs de pasas sin pepitas remojadas en ron añejo

Además:

  • Moldes de panettone (2 de kilo o 4 de medio kilo)
  • 2 cucharadas de mantequilla

Los preparativos comienzan un par de días antes preparando las naranjas confitadas, poniendo las pasas a remojar con ron añejo y preparando la masa madre.

Para ello mezclamos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea, la ponemos en un bol tapado con papel film y la dejamos reposar unas horas en un sitio sin mucha luz y lejos de corrientes de aire, hasta que salgan burbujas y haya levado.

Ahora vamos a preparar la primera masa, empezamos mezclando todos los ingredientes excepto la mantequilla, a continuación añadimos la masa madre preparada y amasamos bien. Cuando tenemos la masa bien cohesionada le vamos añadiendo la mantequilla a trocitos y amasando bien entre trozo y trozo hasta que toda esté bien integrada, formamos una bola y la dejamos reposar en un bol tapado con papel film en un sitio a temperatura ambiente (si hace mucho frío buscamos un sitio cálido) hasta que doble su volumen, yo la dejé toda la noche y casi rebosaba.

Ahora preparamos la segunda masa mezclando la harina, el azúcar, la sal y la ralladura de naranja, añadimos la miel, los huevos y las yemas mezclamos bien, ahora añadimos la masa anterior a la que hemos quitado el aire, amasamos bien durante 15 minutos y a continuación, como en la masa anterior, integramos la mantequilla amasando entre trozo y trozo.

Dejamos reposar 10-12 minutos y seguimos amasando haciendo descansos de vez en cuando hasta que tengamos una masa elástica y lisa, ahora es el momento de añadir las pasas y la naranja confitada. Las añadimos hundíendolas en la masa y seguimos amasando para que queden bien repartidas.

Dividimos la masa en dos partes (o cuatro si los moldes son de medio kilo) y colocamos cada parte en un molde de panettone de kilo. Los dejamos reposar en un sitio cálido hasta que la masa llegue hasta un dedo del borde (yo los dejé toda la noche sobre una bandeja en la mesa del comedor)

Precalentamos el horno a 180 grados.

Con un cuchillo bien afilado o, todavía mejor, con una cuchilla de afeitar cortamos una cruz la parte superior de los panettones e introducimos en el corte un trocito de mantequilla y volvemos a cerrar la cruz.

Los horneamos durante 30-40 minutos o hasta que al pincharlos con una aguja ésta sale limpia. A los diez minutos (nunca antes) los cubrimos con una hoja de papel de aluminio para evitar que se tuesten demasiado por arriba.

Al sacarlos he aplicado un truco que he visto que todos recomiendan para que no se baje, esto es: los atravesamos con unos palos de brochetas y los colgamos boca abajo hasta que se enfríen del todo y un rato más. Y así lo hice, y no se bajaron!

  1. Si lo preferís, en lugar de pasas podemos poner chocolate negro troceado, también estarán deliciosos, la cantidad sería de unos 250 grs de chocolate.
  2. Durante los primeros 10-12 minutos no hay que abrir el horno o la masa puede bajarse.
  3. Se conservan varios días encerrados herméticamente, puede ser en una lata o en una bolsa de plástico.
  4. Si confitáis vosotros mismos las naranjas no hay comparación, no es difícil, sólo necesita su tiempo, pero el resultado merece la pena.
  5. Los moldes de panettone los he comprado en la tienda Farinetes Baltà, está al lado del Forn Baltà, un obrador del barrio de Sants de toda la vida, pero no creo que tenga demasiada dificultad encontrarlos, en Barcelona creo que también hay en la Bolsera y seguro que en muchos más establecimientos.
  6. Desde luego lleva gluten, no es apto para celíacos.