Polo de fresa y plátano

Hace tanto tiempo que no participo en un reto, que cuando vi el que proponía Memories d'una Cuinera decidí que ya tocaba, además un polo es lo que más apetece en esta época y es tan fácil de hacer que no tenía excusa.

A mi los que más me gustan de toda la vida son los sorbetes de frutas, podriamos hacerlo de cualquier fruta, pero la combinación de fresa y plátano se me hace irresistible.

INGREDIENTES

  • 2 plátanos grandes (o tres pequeños) maduros
  • 300 gramos de fresones maduros
  • 1 cucharada de azúcar
  • Un chorrito de zumo de limón
  • 2 cucharadas de azúcar invertido (opcional)

Primero pelamos los plátanos, los cortamos en rodajas y los ponemos en un bote hermético en el congelador un par o tres de horas (por lo menos). Lavamos y troceamos los fresones, los cortamos a trozos y los dejamos macerar en la nevera con una cucharada de azúcar y un chorrito de zumo de limón.

Preparamos unos recipientes (vasitos) donde congelar los polos.

Cuando el plátano ya está congelado, reservamos 4 rodajas y el resto lo ponemos en la picadora junto a los fresones y los picamos juntos hasta que estén cremosos, añadimos el azúcar invertido y los volvemos a mezclar, repartimos la mezcla en los vasitos, clavamos un palo de polo en cada una de las rodajas reservadas y los clavamos sobre cada vasito, los ponemos en el congelador y en un par de horas ya estarán listos para desmoldar y disfrutar.

  1. Si no tenéis unos recipientes especiales para polos, podéis hacer como yo, utilizar unos vasitos desechables de café, y unas pajitas de sorber cortadas por la mitad como palo, aunque no son demasiado cómodas, les falta rigidez, y aunque al atravesar el plátano ya quedan selladas y no puede escurrirse el helado por el interior, no siempre utilizamos plátano, o sea que me voy a agenciar otros palitos más prácticos.
  2. Siempre suelo tener azúcar invertido en la nevera, lo preparo según la receta que os dejo enlazada, de las Recetas de tía Alia, es muy fácil de preparar y tiene muchos usos, aunque para los helados es casi imprescindible.
  3. Las cantidades son aproximadas, el gusto de cada uno es el que manda, sobretodo la cantidad de azúcar que dependerá del dulzor de la fruta, lo mejor es probar la mezcla antes de echar nada de azúcar y ajustar este al dulzor que queramos. De echo, podemos incluso prescindir totalmente de él, si la fruta es suficientemente madura y dulce.
  4. Congelo el plátano antes de preparar el polo, eso lo hago porque así tiene la consistencia que busco, y además, si no queréis preparar un polo y preferís un helado, sólo tenéis que tener los plátanos en el congelador y la mezcla ya estará tan fría que lo podréis servir directamente, sin necesidad de volver a congelar, eso permite improvisar de vez en cuando.
  5. Me gusta poner la rodaja de plátano por varias razones, la primera es estética, el polo es del color de los fresones y así podemos ver que también lleva plátano, otra razón es para evitar estos incómodos churretones resbalando por el palo si no comemos los polos demasiado deprisa.
  6. Esta receta no lleva ni gluten, ni lactosa.

 

 

 

 

Coca de llardons(chicharrones)

Hace tantísimo tiempo que no publico ninguna receta que tendréis que perdonarme, he estado muy ocupada últimamente, pero espero llegar a tiempo con esta receta de una coca para la noche del lunes, la Revetlla se Sant Joan. Ya publique el año pasado la receta de la coca de frutas confitadas y este año quiero poner otro clásico: la coca de llardons.

He decidido poner una receta con la masa de hojaldre preparada porque da un resultado estupendo y es rapidísima y fácil de preparar.

Como siempre, la calidad de los ingredientes es muy importante, pero en este caso es primordial, si los llardons son buenos y los piñones son nacionales (ya se que son muy caros, pero merece la pena) obtendremos una coca estupenda, sabrosa y deliciosa. Si por el contrario, los llardons son secos o un poco rancios incluso, o los piñones no son de la mejor calidad, obtendremos una coca mediocre. En este caso la calidad de los ingredientes lo es todo.

La receta la he sacado de un blog estupendo La Cuina de sempre, explica como hacer la coca paso a paso, con muchas fotografías.

INGREDIENTES

  • 1 hoja de hojaldre fresco cuadrada
  • 150 grs de llardons (chicharrones)
  • 80 grs de azúcar aprox.
  • 80 grs de piñones aprox.
  • 1 huevo batido para pintar la masa

Cogemos los llardons y los trituramos bastante finos, sin pasarnos, que no quede una pasta. Los reservamos.

Precalentamos el horno a 200 grados

Sobre una superficie enharinada aplanamos la hoja de hojaldre con el rodillo en un sólo sentido, o sea, era un cuadrado y le damos forma de rectángulo, más o menos el doble de largo que de ancho.

Distribuimos dos terceras partes de los llardons sobre la mitad de la masa, la plegamos poniendo la mitad sin nada por encima y le damos una pasada suave con el rodillo ahora ponemos el resto de los llardons sobre la mitad del cuadrado resultante y volvemos a plegar la masa.

Ahora si que pasamos el rodillo varias veces hasta que volvemos a tener un rectángulo, la masa se habrá fusionado con los llardons. Plegamos el rectángulo por la mitad y de nuevo por la mitad, volvemos a pasar el rodillo, esta vez en dirección contraria, volvemos a hacer un rectángulo pero en la otra dirección, de nuevo plegamos y volvemos a pasar el rodillo en dirección contraria, esta vez procuramos que nos quede la forma que queremos que nos quede la coca definitivamente. Si es necesario, recortamos el sobrante con un cuchillo.

Parece complicado, pero no lo es, el truco es que cada vez que aplanamos la masa nos quede de un grosor bastante fino.

Ahora ponemos la coca sobre un papel de hornear y la pintamos con huevo batido, la cubrimos con piñones y la espolvoreamos abundantemente con el azúcar.

La introducimos en el horno, en la parte media-baja y bajamos la temperatura a 180 grados.

En 15-20 minutos estará hecha, ha de quedar tostadita, no esperéis que se caramelice todo el azúcar o se os pueden quemar los piñones.

  1. Si queréis ahorrar un poco, ahora que sufrimos esta masacre de nuestros derechos y de poder adquisitivo (ainsss, que me pongo mala) podemos sustituir una parte de los piñones por almendras fileteadas, no cortadas a laminas, sino en palitos, con la forma de los piñones, pero sin abusar, que los piñones le dan un toque insustituible.
  2. La cantidad de piñones y de azúcar es aproximada, depende de la medida que le deis a la coca, pero ha de ser abundante.
  3. Tuve un momento de inspiración y pensé en añadirle unos trozos de sobrasada por encima, brutal! Que me ha quedado muy bien, los sabores combinan estupendamente, claro que yo soy de las que mojaba los bocadillos de sobrasada en la leche del desayuno o sea que mi paladar no cuenta. No sale en las fotos porque lo hice con una coca pequeña que me salió de los recortes y me la zampé en un periquete, que pasa? Los científicos siempre experimentan en sí mismos,no?
  4. Esta coca no me volvía loca hasta que he probado esta receta, ahora me encanta! Aunque mi preferida sigue siendo la coca de fruta confitada
  5. Lleva gluten.

Aquí tenéis unas fotos de algunas de las cocas que he hecho este año.