Couscous de pollo con vegetales

Éste es un plato de los más sencillos que existen, y si tenemos un poco de previsión es ideal para preparar en un momento, cuando llegamos a casa con el tiempo justo o para llevar de tupper al trabajo. De un día para el otro no está nada mal.

INGREDIENTES

  • Dos vasos llenos de couscous
  • Dos vasos llenos de agua con un poco de sal
  • Aceite de oliva virgen
  • Un calabacín
  • Una berenjena
  • Un pimiento rojo
  • Una cebolla
  • Dos dientes de ajo
  • Dos pechugas de pollo
  • Seis jamoncitos de ala de pollo
  • Sal, pimienta y comino molido.

Lo primero que tenemos que hacer es trocear todas la verduras en daditos, la berenjena la pelamos y la dejamos antes cortada en rodajas y con un poco de sal para que sude.

En una sartén con un poco de aceite freimos la cebolla, a los tres minutos añadimos los ajos picados y el pimiento, después la berenjena secada y cortada en daditos, y por fin el calabacín.

Lo dejamos pochar un buen rato hasta que toda la verdura esté hecha y lo reservamos.

Hervimos el agua con un poco de sal, ponemos el couscous en un bol y echamos el agua encima para que se hidrate.

Entretanto, cortamos las pechugas en trozos de la medida de un pulgar, sazonamos con sal, pimienta, y un poco de comino en polvo, salteamos los trozos y los jamoncitos en un poco de aceite.

En unos 5 minutos, cuando el couscous esté hidratado, le echamos un chorrito de aceite y lo revolvemos bien para que se suelten los granos, añadimos las verduras con el líquido que hayan soltado, y el pollo, también con su juguito.

  1. Podemos preparar la verdura el día antes, y en el momento de preparación saltear el pollo y unir todos los ingredientes
  2. La verdura que utilicemos puede variar dependiendo de la temporada y de lo que nos guste o nos apetezca. Es un plato ideal para aprovechar los restos de verdura que nos quedan en la nevera.
  3. Lleva gluten.
Anuncios

Fricandó

Este mes el reto salado de Las recetas de Tia Alia nos propone preparar un fricandó, con la de veces que lo suelo preparar y nunca lo había colgado en el blog.

El mejor fricandó de la familia lo prepara mi hermana, pero a mi tampoco me sale mal, lo preparo muy parecido al de Tia Alia, aunque le añado moixernons. Mi abuela siempre lo preparaba en la olla a presión pero a mi me da miedo que se me pegue y prefiero preparalo en una sartén muy grande y honda que tengo y que se puede tapar, así lo controlo mejor.

INGREDIENTES

  • 25 grs moixernons
  • 1/2 kg de carne de ternera cortada en filetes finos, la parte que prefiero es la del jarrete, o pedir consejo al carnicero.
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 200 grs de tomate triturado (puede ser de lata)
  • 1/4 l de caldo de carne
  • Harina para rebozar (utilizo de maíz, sin gluten)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Ponemos los moixernons a remojas un par de horas antes.

Salpimentamos la carne, la enharinamos y la freímos en aceite, la retiramos y en el mismo aceite freímos la cebolla picada, cuando está transparente añadimos el ajo muy picado y al cabo de unos segundos el tomate, sazonamos ligeramente y dejamos reducir unos minutos. Cuando el sofrito está listo volvemos a poner la carne en la cazuela y la regamos con el caldo caliente hasta que quede cubierto, dejamos cocer tapado a fuego lento unos 15 minutos.

Vamos sacudiendo la cazuela a menudo para que no se pegue, retiramos la carne de nuevo y trituramos la salsa, volvemos a poner la carne y añadimos los moixernons escurridos y enjuagados,

Lo dejamos cocer tapado diez minutos y diez más destapado.

 
  1. El mejor caldo es el de cocido, aunque se puede aprovechar el que tengamos por casa o utilizar alguna pastilla.
  2. El fricandó está mejor de un día para el otro.
  3. Hemos utilizado harina de maíz, así que es apto para celíacos.

 

 

 

Berenjenas a la parmesana

Este mes el blog Memories d'una Cuinera nos propone que hagamos una receta de fiambrera. Como prácticamente todos los días me llevo mi tupper al trabajo lo complicado ha sido escoger una.

Lo más corriente es una ensalada completa, de pasta, arroz, legumbres o cuscús, con verduras y algo de proteína, por ejemplo pollo o atún, pero para esta ocasión he decidido poner lo que me llevo hoy al trabajo.

En mi trabajo tenemos un microondas y esto abre bastante el abanico de posibilidades, como me parece que en la mayoría de centros pasa lo mismo y nos vamos acercando a la época invernal he preparado un plato que, aunque se puede tomar frío está mejor si lo calentamos un poco.

La cantidad que he puesto es para dos raciones completas ya que prefiero llevar un sólo plato al trabajo y la verdad, prefiero variar un poco y con un par de días a la semana que repita menú ya vale.

INGREDIENTES

  • 1 berenjena
  • 1 lata de 400 grs de tomate triturado
  • 1 cebolla más bien pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 80 grs de queso parmesano rallado
  • 1 bola de mozarella
  • Dos o tres hojas de albahaca
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Azúcar

Cortar la berenjena en rodajas, salarla y ponerla a escurrir al menos media hora para que pierda el amargor.

Mientras preparar una salsa de tomate con la cebolla y el ajo bien picados y el tomate sazonado con azúcar y sal.

Precalentar el horno a 180 grados

Enjuagar y secar la berenjena, ponerla en una bandeja de horno con un poco de aceite y dejarla cocer en el horno una media hora.

En un recipiente hondo que pueda ir al horno pondremos una capa fina de tomate, encima una de berenjena y por encima espolvoreamos con abundante parmesano, seguimos con otra capa de tomate y así hasta acabar la berenjena, espolvoreamos con parmesano y la mozarella cortada a rodajas.

Introducimos en el horno de nuevo un cuarto de hora o 20 minutos.

  1. A mi me gusta más bien corta de tomate, pero si lo preferís hacer más cantidad y ala, al gusto.
  2. La berenjena la corto en rodajas bastante delgadas, también es cuestión de gustos.
  3. Si lo vamos a comer frío, si es preferible poner uno o más de tomate y acabar con una capa de tomate y otra de parmesano, sin mozarella.
  4. Es bastante calórico.
  5. Este plato no lleva gluten, es apto para celíacos.

 

 

 

 

Carne de caballo con tomate

El otro día fui al mercado, y al pasar por delante de una parada de carne vi que tenían carne de potro, mi marido la comía a menudo cuando era un niño y decidí preparársela a ver si la recordaba, y vaya que sí, al primer bocado dijo, oh! es carne de caballo! Siempre es agradable poder despertar recuerdos a menudo olvidados, y los sabores y olores parece que son el camino más directo a estos recuerdos infantiles.

INGREDIENTES

  • 4 bistecs de carne de potro
  • 1 lata de tomate triturado
  • 1 cebolla grande
  • 1 cucharada de almendras trituradas
  • 1/2 vasito de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Azúcar
  • Harina (de maíz para los celíacos)
  • Aceite

Cortamos los bistecs en dos partes, salpimentamos y enharinamos, los freímos en aceite de oliva sin que queden muy hechos.

En le mismo aceite pochamos la cebolla bien picada y cuando está transparente, añadimos el tomate, salamos el tomate y le añadimos un poco de azúcar para matar la acidez, dejamos que se haga la salsa unos diez minutos, añadimos la almendra triturada y mezclamos.

Volvemos a poner la carne en la sartén y le añadimos el vino blanco, dejamos que se evapore un poco y añadimos agua, lo justo hasta que quede cubierto más bien menos que más, tapamos y dejamos cocer diez minutos a fuego muy lento moviendo la sartén a menudo para que no se pegue, destapamos y dejamos reducir hasta que la salsa coja la consistencia deseada vigilando que no se pegue.

  1. La carne de caballo es muy sana y proteica, su sabor es un poco más dulce que la de ternera.
  2. Si usamos harina de maíz para enharinar la carne este plato es apto para celíacos.

 

Risotto de gorgonzola y peras

 

Hace tiempo descubrí en un restaurante un plato de pasta que desde entonces es uno de mis favoritos, fazzoletti ripieno de pera con salsa de gorgonzola y nueces, entonces cuando por fin me he decidido a hacer un rissotto, (por primera vez) y buscando distintas recetas tropecé con ésta del blog No se le puede llamar cocina, y naturalmente, tenía que probarla.

La verdad es que es la primera vez que preparo un rissotto y nos ha encantado, el arroz nos gusta mucho, pero siempre lo hemos preparado de las otras miles de formas que hay, ahora tengo una forma más de hacerlo y he de decir que la repetiremos a menudo.

INGREDIENTES

  • 300 grs de arroz tipo bomba
  • 100 grs de gorgonzola dolce
  • 60 grs de mascarpone
  • 1 cebolla grande
  • 1/2 vaso de vino de vino blanco
  • 40 grs de parmesano rallado
  • 2 peras conference
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharadita de aceite
  • 4 nueces
  • 1 litro de caldo vegetal (yo lo he utilizado de pastillas)

Cortar la cebolla en trozos pequeños.

Pelar las peras y córtalas en daditos.

En un cazo, poner a calentar el caldo vegetal.

Calentar la mantequilla junto con el aceite en una sartén honda o una cacerola, con el fuego suave echar la cebolla y sofreír hasta que transparente, echar las peras y saltarlas un minuto, echar el arroz y revólver con una cuchara de madera durante 3-4 minutos para que se empape bien del sabor.

Echar el vino y remover hasta que se evapore.

Echar un cucharón de caldo muy caliente sobre el arroz y remover hasta que se haya absorbido, entonces echar otro cucharón, seguir así hasta que se haya consumido todo el caldo o el arroz esté al dente (18minutos) echar el queso gorgonzola cortado en dados y seguir removiendo hasta que se haya derretido por completo, retirar del fuego, echar el mascarpone y el parmesano, mezclar bien, probar para ver si hay que rectificar de sal o pimienta, dejar reposar unos 5 minutos.

Al servir se pueden añadir unas nueces peladas como decoración.

  1. La gracia del rissotto es que el arroz suelte su almidón lentamente, así conseguimos esa textura cremosa.
  2. Al poner mascarpone al final no necesitamos poner la mantequilla que se suele echar al mezclar el parmesano.
  3. Sin gluten.

 

Carne encebollada

Esta es la primera vez que participo en el reto de tía Alia, hace tiempo que quería hacerlo y por una razón o por otra nunca lo he hecho, esta vez me ha gustado mucho la elección de la receta salada que es muy fácil y aquí os la traigo.

INGREDIENTES

  • 1/2 kg de carne de ternera cortada en tiras finas de unos 2-3 cm de ancho
  • 3-4 cebollas
  • Sal
  • Pimienta
  • 1/4 de vasito de vino rancio (dulce)
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • Aceite

En una sartén o cazuela honda se fríen los ajos enteros y se retiran, se añade la carne sazonada y se fríe,se reserva y en el mismo aceite se fríen las cebollas cortadas en juliana, cuando están un poco transparentes se añade el vino y se deja evaporar, se vuelve a poner la carne, se añade el perejil y los ajos fritos y se cubre apenas con agua, la dejamos cocer tapada unos diez minutos a fuego muy suave y después la destapamos, rectificamos de sal y la dejamos cocer diez minutos más hasta que el agua se evapore y la carne esté tierna.

  1. Es un plato muy sencillo y sabroso que se guarda muy bien para llevar al trabajo.
  2. Yo pongo un vino dulce porque con la cebolla me gusta así.
  3. Casi no pongo fotos, porque fué un visto y no visto:D
  4. Se puede enharinar la carne si se desea antes de freirla.
  5. Este plato no lleva gluten.