Salmorejo

Hace unos años fuimos con unos amigos a Córdoba, durante la fiesta de Los Patios de Córdoba, que por cierto es Patrimonio cultural Inmaterial de la Humanidad, y no me extraña porque son una maravilla.

Pues aparte de regalarnos la vista con esos preciosos patios también pudimos disfrutar de la gastronomía cordobesa y descubrimos dos referentes que, aunque parezca mentira, nunca había probado antes: el rabo de toro y el salmorejo.

El primero lo encontré delicioso y aunque no tengo ninguna previsión de prepararlo si que pienso volver a disfrutarlo algún día, cuando volvamos. El segundo si que me encantó, y en cuanto volvimos probé la receta y desde entonces cada verano aparece en nuestra mesa.

No es precisamente una receta light, pero tampoco hay que flagelarse tanto y de vez en cuando apetece una cenita fresca.

INGREDIENTES

  • 100 grs de miga de pan, si puede ser de pan de màquina
  • 1 kg de tomate pera
  • 1 diente de ajo (pequeño)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Medio vaso de vino de aceite de oliva virgen extra

Para la guarnición

  • Dos huevos duros
  • Virutas de jamón ibérico

Trocear la miga y ponerla en un bol. Triturar bien los tomates troceados, pasarlos por el chino, echar el puré resultante sobre el pan, dejandolo unos diez minutos para que se empape bien, añadir la sal, el diente de ajo pelado y el aceite y triturar todo junto hasta que tengamos una crema fina.

Lo dejamos enfriar en el frigorífico al menos tres horas.

Cortamos los huevos duros en trocitos pequeños, y junto a las virutas de jamón las utilizamos como guarnición

  1. Aunque nos pueda recordar a un gazpacho, no tiene nada que ver, es un primer plato consistente y llena bastante.
  2. Como siempre os digo, cuidar bien los detalles, y la guarnición de jamón es importante que sea buena
  3. Lleva gluten, aunque se puede adaptar sin problemas si usamos pan sin gluten.

 

 

 

Anuncios

Vichyssoise

Esta vez os voy a presentar un receta de vichyssoise un poco más light de lo que suele ser, para ello he sustituido la crema de leche por leche evaporada que sólo tiene un 6% MG, el resultado es parecido y vale la pena si no queremos añadir más calorías a la dieta.

INGREDIENTES

  • 8 puerros
  • 2 patatas
  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 litro de caldo vegetal o agua (no hará falta todo)
  • Sal y pimienta
  • 150 ml de leche evaporada
  • 150 ml de leche semi desnatada
  • Virutas de jamón ibérico

Limpiar y cortar la parte blanca de los puerros, las patatas y la cebolla en trozos más bien pequeños, rehogar unos minutos en una cazuela(yo he utilizado un wok) con la mantequilla y el aceite, al cabo de unos 6-7 minutos cubrir la verdura con el caldo o el agua, tapar y dejar hervir unos 20-25 minutos a fuego muy lento, removiendo de vez en cuando.

Si es necesario podemos añadir un poco más de líquido para evitar que se queme.

Si hemos utilizado agua sazonamos.

Cuando este cocida la verdura dejamos que se atempere un poco, la trituramos muy finamente y la pasamos por el chino.

Mezclamos con la leche evaporada y con la leche semi desnatada, rectificamos de sal y pimienta y reservamos en el frigorífico.

Esta sopa se consume fría, con unas virutas de jamón ibérico como tropezones.

  1. Yo utilizo caldo de verduras de cubito y me va muy bien.
  2. La cantidad de leche, de los dos tipos, es al gusto de cada uno, esta es la proporción que nos gusta en casa.
  3. La vichyssoise es una crema que se toma muy fría, pero si queremos la podemos tomar caliente con unos picatostes, también nos gusta mucho.
  4. No lleva gluten, es apta para celíacos.

 

Crema de calabaza con leche de coco

Esta crema de calabaza tiene el toque “exótico” de la leche de coco.

Me gusta la calabaza en todos los formatos posibles, por eso voy buscando distintas combinaciones para comerlas y ésta ha quedado muy buena. Queda muy suave y con ese aroma de coco que la hace distinta.

INGREDIENTES

  • 1 calabaza de 1 1/2 kgs
  • 200 grs de leche de coco
  • 1 cebolla mediana
  • 1/2 l. de caldo de verduras
  • Pimienta recién molida
  • Nuez moscada
  • Aceite

 

Precalentar el horno a 180 C

Abrir la calabaza reservando las pepitas y quitando todos los hilos, partir la cebolla e introducirlos en el horno durante 1/2 hora o hasta que la calabaza esté tierna.

Poner la carne de la calabaza y la cebolla en una olla, cubrir con caldo de verduras y llevar a ebullición, dejar hervir durante 15 minutos.

Triturar hasta conseguir una crema espesa, si es necesario quitar un poco de caldo, añadir la leche de coco, sazonar con pimienta molida y una pizca de nuez moscada y seguir batiendo, rectificar de sal y especias.

Servir con las pepitas fritas con un poco de aceite (ojo que saltan) y picatostes.

  1. Si preferís podéis cortar la calabaza en dados y hervirla directamente 40 minutos en lugar de sacarla en el horno.
  2. No le pongo sal porque se supone que el caldo ya lleva. Sólo rectifico al final por si acaso.
  3. En este caso he usado el caldo en cúbitos, va muy bien.
  4. No lleva gluten, pero comprobarlo bien si usáis el caldo en cúbitos y mirar bien la lata de leche de coco.

 

Menestra de acelgas y puerros

Esta receta de menestra es ideal para el frío, lleva un montón de vitaminas y también lleva sus calorías por lo que no es precisamente lo mejor para la línea aunque sí para el paladar, calentita está de riquísima. Con esta receta quiero participar en Memòries d'una cuinera, para el reto de este mes que es Minestra.

La he hecho con un manojo de acelgas y las verduras que tenía en la nevera, algunas de ellas ya estaban pidiendo que las usara de una vez, ha sido una manera de aprovechar y hacer limpieza de restos.

Vi la receta de menestra ligera de calabacín que puso Dolorss en su blog y de ahí cogí la idea de triturar una parte para espesar la sopa, aunque le he añadido mi “toque” (un buen lingotazo de aceite) que le da un sabor…

INGREDIENTES (para seis personas)

  • 1 manojo de acelgas
  • 4 puerros
  • 4 zanahorias
  • 1 patata mediana
  • 1 cebolla mediana
  • 1 calabacín
  • Medio vaso de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Ponemos a hervir 5 litros de agua con sal.

Limpiamos, pelamos y troceamos todas la verduras, y cuando el agua hierva las ponemos en la olla.

Dejamos que hierva 25 minutos

Pasado este tiempo, retiramos un parte del caldo de verduras que habremos obtenido y que podemos usar en otra ocasión, hasta que nos quede un poco más espeso y dejamos que hierva 10 minutos más.

Retiramos de fuego y con un cucharón apartamos una tercera parte de la verdura con su líquido, la,ponemos en el vaso de la batidora y lo trituramos, le añadimos el aceite y emulsionamos un poco.

Devolvemos el puré a la olla con el resto de las verduras, rectificamos de sal y pimienta, y llevamos de nuevo a ebullición, que sólo hierva un momento y retiramos.

Listo.

  1. El caldo que hemos retirado lo podemos usar como cualquier caldo de verduras, aunque hay que tener en cuenta que es muy oscuro y nos puede cambiar la apariencia del plato.
  2. Si la queremos más ligera se puede poner menos aceite, incluso se puede omitir totalmente, con lo que sería hipocalórica, aunque tendrá otro sabor.
  3. Se pueden usar otras verduras, incluso congeladas, pero esta combinación estaba muy buena.
  4. No lleva gluten.

 

Sopa de cebolla gratinada con huevo

En estos días de frío lo que más me apetece son unas buenas sopas de pan. Mi preferida es la sopa de cebolla, y si la hago gratinada y con huevo es un plato único económico y reconfortante.

INGREDIENTES (para 1 persona)

  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 huevo
  • 1/4 litro de caldo ligero
  • 2 rebanadas de pan tostado
  • Queso emmental rallado

Cortar la cebolla a juliana y pocharla en una sartén con un poco de aceite y una pizca de sal, con el fuego muy suave.

Precalentar el gratinador del horno

Poner a hervir el caldo

Cuando la cebolla empiece a caramelizar ponerla en un recipiente que pueda ir al horno y que utilizaremos como plato, encima cascaremos un huevo, y encima pondremos las rebanadas de pan, echamos el caldo caliente por encima y acabamos con el queso rallado.

Introducimos el recipiente en el horno y dejamos gratinar unos minutos.

Servir inmediatamente

  1. El caldo ligero puede ser de pollo o verduras, si es un caldo de brick se puede aligerar con un poco de agua, también podemos utilizar agua con un cubito de caldo pero poniendo un poco menos del que usaríamos para una sopa de pasta. El caso es que no queremos que el sabor del caldo predomine por encima de la cebolla.
  2. El huevo lo pongo entero, pero se pude batir un poco antes de ponerlo, esto va a gustos.
  3. La cantidad de pan es optativa, si va a ser un plato único podemos poner más cantidad, pero hay que tener en cuenta que llena bastante.
  4. Nunca lo he hecho con pan sin gluten, pero todo es probarlo.

 

Fumet de pescado

Benvinguts al meu bloc!

Bienvenidos a mi blog!

La primera receta que voy a poner en el blog es la receta del caldo de pescado que nos hacia mi abuela, era una de sus especialidades y es muy versàtil, se puede utilizar para hacer infinidad de platos, aunque como nos gusta más en casa es con arroz, pero se puede preparar con lo que se nos ocurra. He escogido esta receta porque es mi preferida y siempre tengo en el congelador.

Para ello necesitamos una olla bastante grande, yo cuando lo preparo hago bastante cantidad y después lo congelo en botes de un litro para ir sacando y utilizarlo cuando lo necesito, utilizo una olla muy grande y suelo poner 8 litros de agua, si la de vuestro grifo no tiene buen sabor utilizar de garrafa, o hacer como yo que la filtro con la jarra brita. Si no tenéis una olla tan grande podéis reducir las cantidades, aunque a mi me gusta bastante denso, con la práctica iréis afinando las proporciones.

  1. INGREDIENTES:
  • 8 litros de agua
  • 1 cabeza de rape con la espina si es posible
  • 1 cabeza de merluza (opcional)
  • 500 grs de gambas ( mejor de las rojas pequeñas, pueden ser congeladas, pero han de tener el caparazón y la cabeza)
  • 2 cebollas grandes o 3 medianas
  • 1 lata de tomate triturado mediana (o tomate rallado natural)
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite
  • Sal

Imagen

Primero podremos el agua con sal a hervir y a continuación en una sartén grande o una cazuela freiremos ligeramente las gambas con bastante aceite para que suelten todo el sabor y las reservamos.

Imagen

En el mismo aceite freímos las cebollas y los ajos muy picados, mejor si lo picais con la picadora, los dejamos pochar hasta que estén transparentes, y entonces echamos el tomate triturado, podemos utilizar menos cantidad de tomate, depende del gusto de cada uno, sazonar y dejar que se vaya haciendo a fuego lento, cuando el tomate ya está bastante hecho y el agua ha empezado a hervir iremos poniendo en el sofrito los trozos de pescado, a la que estén un poco hechos los pasaremos a la olla, si es necesario esta operación la hacemos en las veces que haga falta, dependiendo de lo grande que sea la sartén, por último añadiremos las gambas y el sofrito y lo dejaremos hervir todo junto 15 ó 20 minutos, espumar.

Imagen

Dejamos reposar un poco para que no queme tanto y con la ayuda de una espumadera vamos separando todo el pescado y las gambas, separamos los restos comestibles del pescado y pelamos las gambas reservando las cabezas y los caparazones, guardamos toda la carne tapada con un poco del caldo para que no se reseque, ponemos las cabezas y cáscaras de las gambas en el chino y las machacamos para que suelten todo el jugo que devolveremos a la olla, lavamos el chino y con su ayuda iremos colando el caldo para que no quede ningún rastro de espinas ni de cebolla, el caldo que no utilicemos al momento se puede guardar en la nevera en botes tapados y más adelante congelarlos.

Imagen

  1. El mismo día se puede preparar un arroz caldoso al que le añadiremos la carne de las gambas y el pescado con lo que tendremos un plato delicioso, dependiendo de los que seáis en la mesa puede que una ensalada y este arroz sea suficiente, nosotros solemos ser dos y la verdad es que llena bastante.
  2. Este fumet es la base ideal para preparar muchos platos con una base de pescado, por ejemplo: mandonguilles amb sipia (albóndigas con sepia), paella, fideuá, rossejat
  3. Se puede preparar con otra clase de pescados, pero el resultado no será el mismo.
  4. Este fumet no lleva gluten, es apto para celíacos.

Espero que esta primera receta os guste, si es así o queréis preguntar cualquier duda podeis dejar un comentario.