Ay! Los hombrecitos de gengibre!

 

Muy, pero que muy liada he estado estos días, y os preguntaréis que he estado haciendo? Pues entre otras obligaciones…., galletas, montones de galletas, ya se acerca el adviento y necesito hacer acopio de provisiones, ya sé, no soy una ardilla, pero que queréis, si no tengo la despensa llena de galletas de gengibre no me quedo tranquila, lo que pasa es que a la misma velocidad con que la lleno se va vaciando y estos días es un no parar.

Y mi amiga Montse, me ha sorprendido con un regalo que me ha hecho mucha ilusión, sobre todo porque indica que piensa en mi, vió este juego de gel y crema en una tienda y…adivináis quien le vino a la cabeza?No se resistió y me lo compró, y a mi me ha encantado y me hizo tanta gracia que hoy os lo enseño en este post.

El caso es que ya llevo hechas muchicientas galletas y alguna más, este año me he comprado un rodillo de madera de Joseph&Joseph con los topes para hacer todas las galletas de la misma medida, el que me compré el año pasado me lo cargué (de puro usarlo), era de plástico y con las asas a los lados, según girabas el rodillo podías escoger el grosor, pero haces demasiada fuerza y demasiadas veces sobre las asas y se rompieron, aún lo uso, pero pegado con súperglue, para cosas flojitas me seguirá sirviendo.

A partir de ahora todas mis galletas de gengibre medirán 4mm, esto es muy práctico a la hora de hornearlas, porque si unas son más gruesas y otras más finas, tenía que agruparlas por tamaños, o unas se quemarían y otras quedarían poco cocidas, ahora las horneo todas durante 8 minutos y medio, y si no me distraigo, jejeje quedan perfectas.

Me encantaría poder transmitiros el olor…, el sabor es delicioso, pero el olor, impregna toda la casa y como casi todos los días hago una hornada, dura mucho tiempo y cada día cuando vuelves del trabajo, abres la puerta y te llega ese olor…que te recuerda que falta menos para Navidad y sientes como te brota una sonrisa en los labios y te vuelves un poco niña.

Aquí os dejo unas cuantas galletas de distintos diseños, yo nunca utilizo fondant, sólo glasa de azúcar con colorantes.

La foto de arriba es de ahora y las de abajo son del año pasado, pero es que no he tenido ni tiempo de hacer nuevas, espero que os de ideas.

Ahí os las dejo!

 

 

 

 

 

Almendrados

Este mes no me he podido resistir al Reto dulce de Tía Alia que son unas pastas de almendras, o los almendrados de toda la vida, adema Tia Alia lo explica perfectamente, y como siempre me gusta tener galletas sin gluten a mano no lo dudé ni un segundo.

POR CIERTO, APROVECHO PARA RECORDAROS QUE TENÉIS HASTA EL DÍA 3 DE OCTUBRE PARA PARTICIPAR EN EL SORTEO QUE HE HECHO PARA CELEBRAR MI PRIMER CUMPLEBLOG.

Las cantidades son muy fáciles, la misma cantidad de almendras que de azúcar, y las yemas necesarias para conseguir una pasta espesa, pero lo suficientemente blanda para ponerla en una manga pastelera.

INGREDIENTES

  • 125 grs de almendra molida
  • 125 grs de azúcar blanco
  • 5 yemas de huevo
  • Almendras enteras peladas para decorar.(opcional)

Precalentar el horno a 190 con calor arriba y abajo.

Moler en el robot la almendra molida con el azúcar, se ha de moler varias veces, recogiendo y mezclando cada vez hasta que empiecea a apelmazarse. Añadir las yemas de huevo, una a una hasta conseguir la consistencia deseada.

Colocar la masa en una manga pastelera con una boquilla ancha e ir haciendo montoncitos sobre una bandeja forrada con papel de horno. Colocar una almendra sobre cada uno. Se pueden pintar con un poco de yema batida, pero yo no he hecho.

Hornear unos 10 minutos o hasta que empiecen a dorarse.

  1. Tanto si utilizamos almendras enteras y las molemos, como si compramos las almendras ya molidas, es muy importante saber que si las guardamos mucho tiempo en casa enseguida cogen un sabor a rancio, por eso siempre es preferible comprar la medida justa y usarla al poco tiempo, yo compré almendra molida y la he usado para estos almendrados y para la tarta de Santiago.
  2. Se conservan varios días en un bote hermético en el frigorífico.
  3. No llevan gluten, ni lactosa.

 

Galletas de mantequilla (básica)

Esta es la receta que utilizo para hacer la mayoría de galletas de mantequilla, a partir de ella después se puede hacer cualquier combinación.

INGREDIENTES

  • 170 grs de mantequilla sin sal
  • 2 yemas de huevo L
  • 300 grs de harina
  • 100 grs de azúcar glass
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente y es muy importante que los ingredientes sean de calidad.

Mezclar la mantequilla con el azúcar glass, la pizca de sal y la vainilla si la utilizamos.

Añadir las yemas de huevo una a una, no poner la segunda hasta que la primera esté integrada.

Agregar la harina tamizada mezclando sólo lo justo para que se integre.

Formar una bola, envolverla en papel film y reservar en la nevera al menos 1/2 hora.

Preparar unas hojas de papel de hornear, colocar una parte de la masa ente dos hojas y extender con un rodillo en una capa de 1/2 cm de espesor,ponerla en la nevera e ir repitiendo hasta que la masa se acabe.

Refrigerar una hora pot lo menos. Precalentar el horno a 180 C

Cortar las galletas con un cortapastas y honearlas unos 10 minutos.

Controlar el horneado, cada horno es distinto, han de quedar blancas, ligerísimamente doradas, podemos necesitar más temperatura o menos tiempo, es mejor hacer unas pruebas antes de decidir el mejor modo de hornear.

También es importante tener en cuenta el tipo de galletas, no podemos hornear juntas galletas de distinta medida, ni distintos espesores, lo mejor es agruparlas por tamaños.

Con la masa que queda después de cortar las galletas seguimos el mismo proceso que con la masa anterior, juntamos los restos, los prensamos entre dos hojas y refrigeramos. Procuremos no manipularla más de lo necesario.

  1. Las galletas son deliciosas,se pueden adornar, bañar en chocolate, etc…estas son la base para las futuras creaciones, y también están muy buenas simplemente espolvoreadas con azúcar glass.
  2. Si vamos a hacer galletas para rellenar tipo sándwich hay que hacerlas un poco más delgadas.
  3. Si hacemos pastas de te usaremos la misma receta.
  4. Admite muchas variaciones, no sólo como cobertura, sino en la composición, se puede añadir harina de almendra, cacao en polvo, chocolate fundido, iré poniendo las distintas recetas más adelante pero os animo a experimentar, es divertido!
  5. Llevan gluten, pero también las he preparado sustituyendo la harina de trigo por harina sin gluten y aunque no mantienen la forma tan bonita quedan bastante bien y el sabor es excelente.

 

 

 

Galletas de limón y lavanda

Esta vez os presento unas galletas muy originales, llevan flores de lavanda, y además de la típica ralladura de limón que le da un sabor muy sutil, llevan zumo de limón lo que las hace ácidas. Cuando las muerdes captas como el aroma de la lavanda penetra en tu olfato desde dentro de tu boca y enseguida el sabor ácido del limón lo que hace de ellas unas galletas muy refrescantes. Buscaba hacer algo distinto, y estoy muy satisfecha con el resultado, han tenido mucho éxito.

INGREDIENTES

  • 300 grs de harina de trigo
  • 160 grs de mantequilla
  • La ralladura y el zumo de un limón mediano.
  • Una cucharadita de flores de lavanda
  • 1 yema de huevo
  • 70 grs de azúcar glass
  • 150 grs de almíbar de naranja

Todos los ingredientes a temperatura ambiente.

Calentar el almíbar con el zumo de limón hasta que se disuelva completamente. Dejar enfriar.

Precalentar el horno a 200 grs.

Tamizar la harina y mezclar con las flores de lavanda y la ralladura de limón.

Poner la mantequilla con el azúcar glass en un bol y batir hasta conseguir un crema suave, añadir la yema y batir, añadir el almíbar echando un hilo sin dejar de batir.

Seguir batiendo un poco más para que todo se integre.

Mezclar con la mezcla de la harina.

Introducir en una manga pastelera con una boquilla ancha, hacer unas rosquillas en una bandeja de horno forrada con un papel de hornear o un silpat.

Hornear durante 9-10 minutos hasta que cojan un poco de color dorado.

Sacarlas y dejarlas enfriar diez minutos en la bandeja, si las manipulamos demasiado pronto se pueden romper.

  1. Sigo buscando distintos modos de utilizar el almíbar de mandarina, naranja o limón que me queda de confitar las frutas.
  2. Podéis sustituirlo por 130 grs de azucar glass, en este caso añadiríamos a la mezcla un huevo entero para aumentar el líquido si queremos hacer las galletas con la manga pastelera, si no ponemos el huevo podemos hacer las galletas con el rodillo, como unas galletas normales de mantequilla.
  3. Llevan gluten

Con la receta de estas galletas participo en el concurso: Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados, promovido por el blog Cocido de Sopa.

 

Galletas de aceitunas y queso

Mi hermana Marta tiene un puesto de aceitunas y conservas en el Mercado de Sant Antoni, en Barcelona, antes que ella lo llevaron mis padres, y antes aún mis abuelos, por eso es bastante correcto si digo que me he criado entre aceitunas, y hay que reconocer que también me he criado a base de aceitunas, que me encantan, aunque hay que tener en cuenta que las que vende nuestra familia son las mejores del mundo mundial 😀

Paradojas de la vida, a cuanta gente conocemos a quienes no les gusten las aceitunas? Yo solo una, mi marido!!!! Siempre dice: para una cosa que me saldría gratis…pero bueno, ya se aprovecha de todo lo demás que vende mi hermana (las anchoas le encantan;D). Por cierto, un día pondré un post donde explicaré como se lavan y preparan las anchoas, que he escuchado cada barbaridad que creo que bien se lo merece.

El caso es que mi régimen de aceitunas sufrió un cambio muy brusco cuando me casé, a pesar de seguir trayendo y comiéndolas no era lo mismo, y todas las recetas que llevan aceitunas en casa no entraban, menos mal que a mi hijo también le encantan y los dos nos poníamos las botas.

Esta vez he querido hacer esta receta por puro placer, hace un par de días le preparé las magdalenas para él, estas galletas son para mi, y bueno, para todos los que quieran, pero sobretodo para mi, jajaja…

Como aperitivo, con un vinito o una cerveza, incluso con coca cola, que vicio más rico.

INGREDIENTES

  • 125 grs de harina de trigo
  • 125 grs de almidón de maíz
  • 80 grs de aceitunas negras de Aragón picadas
  • 180 grs de queso seco rallado
  • 1 huevo
  • 60 grs de mantequilla
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 ramita de romero fresca
  • 1 pizca de tomillo
  • 1 pizca de sal

Mezclamos las harinas con el queso rallado y la sal, que queden bien integradas, añadimos el huevo, la mantequilla, las aceitunas, el aceite, la ramita de romero picada y un poco de tomillo.

Mezclamos bien, quedará una masa bastante seca, formamos un rulo con ella, la envolvemos en film y la dejamos en la nevera al menos 30 minutos.

Precalentamos el horno a 180 C

Sacamos el rulo de la nevera, quitamos el film y lo cortamos en rodajas de 1 cm de ancho. Los distribuimos sobre un papel de horno y horneamos durante 15-20 minutos.

Las dejamos enfriar y si queremos las podemos guardar unos días en una lata de galletas en un lugar fresco y seco.

  1. Estas galletas pueden ser un aperitivo muy apetitoso y son muy fáciles de hacer.
  2. Yo utilicé parmesano rallado, pero han de quedar bien con cualquier queso que sea seco y un poco fuerte de sabor, a gusto de cada uno. La próxima vez probaré con un manchego viejo.
  3. En casa tengo un prensador de ajos que incorpora un deshuesador, sirve para cerezas y aceitunas y va muy bien para quitar el hueso a las aceitunas antes de picarlas.
  4. Llevan gluten, los celíacos no pueden comerlas.

 

Tu mejor galleta navideña

Hace tiempo que sigo el mundo de los blogs de cocina y este verano empecé a plantearme la posibilidad de crear mi propio blog.

A finales del año pasado compramos…un horno nuevo! Teniendo en cuenta que el antiguo ya estaba en la casa y era vejete cuando la compré, y de eso hace más de 25 años, significó un antes y un después en mi vida culinaria. Empiezas a hacer cosas que antes no osabas, y pronto comencé a desear más. Una kitchenaid para ser exactos, pero tras la inversión del horno ésta parecía lejos.

Un día de principios de septiembre, estando de vacaciones cinco dias en Tossa de mar, estaba mirando el blog de Ingrid y vi que inauguraba su tienda física en Torroella de Montgrí que no está lejos, y había unas fotos de unas kitchenaid preciosas en el Facebook…

Decidme si eso no era una señal, y naturalmente así se lo hice ver a mi marido, al que ya tenía comprado a base de platillos con el nuevo horno…jeje. Y como él siempre es mi cómplice para todo, cogimos el coche, nos plantamos en la tienda nuevecita, nos atendió Ingrid, muy agradable y compramos la maravillosísima kitchenaid verde que es la estrella de mi cocina, y que significó el empujón que me faltaba para empezar mi blog.

Gracias Ingrid por enviarme esa señal, disfruto cada día escribiendo y cocinando para el blog y espero que los demás lo hagan también. Nunca he participado en ningún concurso de cocina y creo que no hay mejor ocasión que empezar con este que ha creado el blog de Ingrid: My Lovely Food. Serà otra señal?

Me encantan las galletas, hacerlas, decorarlas, comerlas…no ha sido difícil decidir que dibujo hacer, me encantan las chimeneas decoradas con sus calcetines y todo.

Las hice con un patrón que yo misma dibujé, a una le puse calcetines y a otras no, es que voy a dejar que los añadan los niños cuando vengan en Nochebuena, así podrán colgar sus calcetines.

Son galletas de mantequilla decoradas con glasa, miden 8 cm de ancho y 11 de largo.

Más adelante pondré la receta.

Aprovecho este post para desearos a tod@s BON NADAL!!!!