Boquerones en vinagre

Uno de mis aperitivos favoritos, es fácil y además económico, ahora en verano apetece tomarlos con unas aceitunas y una cervecita.

INGREDIENTES

  • Boquerones
  • Sal
  • Vinagre
  • Aceite
  • Ajo (opcional)
  • Perejil

Limpiamos los boquerones abriéndolos por la mitad y quitando las tripas, la cabeza y la espina central.

Los lavamos bajo un chorro de agua procurando que no se rompan.

Los ponemos en una bandeja honda en capas poniendo un buen puñado de sal entre capa y capa.

Cubrimos los boquerones con el vinagre y los introducimos en el frigorífico durante 24 horas.

Pasado este tiempo se habrán vuelto de color blanco, los escurrimos y los enjuagamos ligeramente (depende de lo fuertes de vinagre que nos gusten los enjuagamos más o menos) los ponemos sobre un papel de cocina que escurran bien y los ponemos en la bandeja limpia, los espolvoreamos con ajos y perejil cortados muy pequeños, y los cubrimos bien con aceite.

Los volvemos a dejar en la nevera unas horas, cuando los vayamos a servir ponemos la cantidad que necesitemos en una fuente y lo sacamos media hora antes de la nevera para que se atempere, si no los usamos todos el resto se puede guardar varios días tapados en el frigo, cada día están más sabrosos.

  1. Si usamos vinagre blanco los boquerones quedarán más blancos, pero lo importante es que usemos un vinagre de calidad, yo prefiero que no queden tan blancos pero usar un buen vinagre, si es muy fuerte saldrán muy fuertes y al revés, he usado vinagre de jerez.
  2. Las cantidades de ajo y perejil son totalmente al gusto del cocinero (que para eso se arremanga, vaya)
  3. No es un plato calórico, pero si queréis que sea totalmente light podemos prescindir del aceite y aliñar sólo con unas gotas de vinagre, a mi me gusta, pero ha de ser vinagre nuevo o sería demasiado salado.
  4. No lleva gluten.

 

Tostadas con pimientos, anchoas y bonito

 

Hoy estoy perezosa, no he ido a comprar y no me apetece cocinar!!!! Vamos a cenar de laterío, o sea, a base de latas.

La verdad es que nada de lo que dije antes es cierto, es que nos apetecía mucho la cena que nos hemos preparado, y es tan fácil que casi no parece ni una receta, pero sí lo es, ya que existe una gran variedad de combinaciones de tostadas y bocadillos de este tipo, y pienso ir contándolas todas. Esta que traigo hoy es de las más sencillas y típicas, la que comemos más a menudo, pero no es la única que nos gusta, hay un montón de posibles ingredientes y cada uno tiene sus preferencias y lo difícil es que no acertemos porque están todas de muerte.

INGREDIENTES

  • Pan, una rebanada grande o dos medianas por persona.
  • Tomates maduros
  • Anchoas en aceite de oliva
  • Pimientos del piquillo de lata
  • Bonito en aceite de oliva

Tostar el pan, abrir las latas, partir los tomates por la mitad y frotar con ellos el pan, regar el pan con el aceite del bonito, repartir por encima los pimientos cortados a tiras, encima las anchoas, y por fin el bonito.

Mmmmm….a disfrutar.

  1. No he puesto cantidades ya que son a placer de cada uno.
  2. El bonito lo he comprado a granel en el mercado (ya os dije que mi hermana tiene un puesto de aceitunas y conservas), es mucho más meloso.
  3. El pimiento del piquillo gana mucho si está asado en horno de leña.
  4. Las anchoas en aceite que he usado vienen en un vaso bastante grande, las que sobran se han de guardar bien cubiertas de aceite, si sobresale alguna parte queda seca y salada.
  5. Así lleva gluten, pero se puede preparar con pan sin gluten sin ningún problema.

 

Rap a l’all cremat

INGREDIENTES 4 personas

  • 8 rodajas de rape ( o 16 si son medallones)
  • 10-12 ajos.
  • 3 rebanadas de pan (mejor si es del día anterior)
  • 12 almendras tostadas
  • Perejil
  • Un tomate pelado y despepitado (o una cucharada de tomate triturado)
  • 3 patatas cortadas a cachelos
  • 1/2 litro de fumet de pescado
  • 1/2 kg de almejas (opcional)
  • Aceite

Freír en una cazuela los ajos laminados, que se doren pero que no lleguen a quemarse,retirarlos y reservar. En el mismo aceite freír las rebanadas de pan, escurrir bien y reservar.

En un mortero poner los ajos, el pan, un poco de perejil y las almendras y machacarlo bien hasta lograr una pasta.

En la misma cazuela y en el aceite sobrante freímos las patatas unos minutos y antes de que se empiecen a dorar las retiramos y las reservamos.

En la misma cazuela sofreímos el tomate bien picado y sazonado y se deja reducir, incorporamos las patatas, echamos el fumet de pescado, dejamos cocer 7 minutos a fuego medio,incorporamos el rape y las almejas,tapamos y dejamos cocer 2 minutos a fuego medio hasta que se abran las almejas y 5 minutos a fuego lento, echamos la picada ayudándonos de un poco del fumet y dejamos cocer 10 minutos más para que espese.

A disfrutar!

  1. Se pueden reservar unas laminas de ajo para decorar los platos.
  2. Si no utilizamos el fumet de pescado de mi receta sería conveniente añadir un par de tomates más. Mi receta ya lleva tomate, pero hay muchos fumets que no lo llevan.
  3. Las patatas son optativas, yo prefiero echarlas si lo voy a consumir el mismo día, si lo hago de un día para otro no las pongo, en este caso reducir la cantidad de caldo.
  4. La cantidad de rape por persona depende de cada cual, pero tener en cuenta que el rape es un pescado que mengua mucho.
  5. Se puede acompañar con gambas para una ocasión especial. En este caso freímos las gambas antes de incorporar el tomate, las reservamos y las incorporamos después junto al rape.
  6. Lleva gluten.

 

Bacallà a la llauna (microondas)

Esta es una manera súper sencilla y rápida de preparar el bacalao. Se puede preparar con cualquier parte del bacalao aunque naturalmente como queda mejor es con morro sin espinas.

Os voy a contar como lo hago.

INGREDIENTES (para dos personas)

  • Dos trozos hermosos de bacalao desalado
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel

En un recipiente un poco hondo que pueda ir al microondas poner el aceite, más o menos un centímetro de espesor, echar el pimentón y mezclar, echar el ajo y la hoja de laurel. Mojar el bacalao con la salsa y ponerlo con la piel hacia abajo. Tapar con una tapa adecuada o con un film agujereado y hornear en el microondas a potencia máxima 2-3 minutos

  1. Se puede preparar con bacalao congelado desalado.
  2. Si lo preparamos para una sola persona se puede hacer directamente en el plato de servir de este modo: colocamos el bacalao en un plato hondo, lo regamos con un poco de aceite, lo espolvoreamos con un poco de pimentón, ponemos (opcional) el ajo y la hoja de laurel a lado y lo tapamos todo con una tapa adecuada o film agujereado y calentamos a potencia máxima 1 1/2 -2 minutos
  3. Es un plato apto para dietas sin gluten

 

Ensalada de salmón

Estamos en plena cuesta de febrero, vamos a empezar a sacar las cosas del congelador que fuimos llenando en épocas de bonanza. En esta ensalada usamos una parte de aquel salmón que marinamos cuando iba barato. Con cuatro ingredientes tenemos una ensalada muy apetecible.

INGREDIENTES

  • 1 lechuga hoja de roble limpia y a trozos
  • 1 manojo de cebolletas cortadas en rodajas finas
  • 300 grs de tomates cherry cortados por la mitad
  • 200 grs de salmón marinado cortado finamente y en trozos
  • Aceite
  • Vinagre de módena
  • Sal

 

Mezclamos la lechuga, los tomates y la cebolleta y aliñamos, añadimos el salmón y listo.

  1. No poner demasiada sal, el salmón ya es un poco salado.
  2. Las proporciones son a gusto de cada cual.
  3. No olvidar unas tostadas para acompañar.
  4. Apto para celiacos sin las tostadas.

 

Salmón marinado

 

Este post está durmiendo desde antes de Navidad que fue cuando mariné este salmón para tener reservas para las fiestas. Hoy al abrir el congelador lo he visto y aquí os lo traigo.

Cuando encontramos el salmón a buen precio en el mercado, vale la pena comprarlo y marinarlo, esta es una manera de conservar el salmón para usarlo después en distintas creaciones. Es una manera de aprovechar las ofertas, en la nevera se guarda una semana tranquilamente y si no lo vamos a gastar lo congelamos.

A mi me gusta más el salmón marinado que ahumado, es más sabroso y lo utilizo para muchos platos.

INGREDIENTES

  • Un salmón o medio
  • Un kilo de sal gorda
  • Un kilo de azúcar
  • Pimienta en grano
  • Eneldo fresco

Pedir en la pescadería que nos quiten la espina central del salmón, y le quiten el máximo posible de espinas, si es un salmón entero lo cortamos por la mitad y desechamos la cabeza, de modo que queden cuatro trozos, si es medio salmón quedarán dos trozos, mejor si es de la cola, queda más entero.

Lavamos y secamos bien los trozos de salmón, y con unas pinzas sacamos las espinas que hayan quedado.

En un bol grande mezclamos el azúcar con la sal y los granos de pimienta.

Cortamos el eneldo en trozos más pequeños.

Espolvoreamos con el eneldo todos los trozos de salmón por el lado que no tiene piel.

Cogemos una bandeja un poco honda, ponemos una capa de la mezcla en el fondo, ponemos una parte de salmón con la piel debajo sobre ésta, cubrimos el salmón con otra capa de la mezcla anterior, y lo tapamos con otro trozo de salmón, esta vez con la piel arriba. Cubrir todo con otra capa de la mezcla.

Tapar con un papel film e introducir en la nevera.

Si tenemos un salmón entero hacer lo mismo con los dos trozos restantes.

Al cabo de 24 horas comprobar el grado de curación del salmón, tirar el líquido que haya soltado, le damos la vuelta, o sea, el trozo de arriba abajo y el de abajo arriba, taparlo y dejarlo 12 horas más.

Destapar y limpiar bien los trozos con un hilo de agua, secar bien con papel de cocina y ya se puede utilizar o congelar si no lo usamos todo en pocos días.

  1. Las cantidades de azúcar y sal dependen de la medida del salmón y de la bandeja, pero en cualquier caso son mitad y mitad.
  2. La pimienta es opcional, así como la cantidad que usemos, yo tengo desde hace tiempo un bote con pimientas variadas y las utilizo para esto.
  3. El eneldo puede ser seco pero a mi me gusta mucho más fresco.
  4. El tiempo de curación es muy personal, hay a quien le basta con 12 horas, y hay quien lo deja 48 depende de lo seco que os guste.También depende del grosor de la pieza, cuanto más gruesa, pues más tiempo en la nevera.
  5. Apto para celíacos.