Galletas de jengibre

Cada año cuando se empieza a notar el otoño, me pongo manos a la masa y empiezo a hacer galletas como una loca, ya se sabe, unos hibernan y yo…hago galletas!

Y no es que haga unas cuantas no, hago montones y montones de galletas, tengo en casa docenas de latas que guardo desde hace años, donde voy guardando las galletas a medida que las hago para que se conserven hasta que llega el mes de diciembre, cuando me enfundo la personalidad de Papa Noel, y me dedico a obsequiar a todos mis amigos y familia con galletas de jengibre, que para mi son el sabor de la Navidad.

Empezó ya no me acuerdo cuando, como una gracieta de estas que haces, mira que bien, voy a hacer galletas de jengibre que en todas las novelas de Enyd Blyton de cuándo era niña siempre salían ( junto con la zarzaparrilla???) , cogí la receta de una revista alemana, que enseñaba como hacer pan de jengibre para construir una casita, naturalmente, lo primero que hice fue la casita de marras, pero como era tan mona nadie quiso comerla (para no estropearla), también hice un Mickey Mouse vestido de Papa Noel del que deben quedar fotos en alguna parte, el ratoncito que media 40 cm estuvo apoyado en una repisa todas las Navidades, y naturalmente, no se comió, de eso hace ya 26 años, así que al año siguiente decidí hacer variaciones de la receta y probar con unas galletas para que se las comieran, vaya, y acerté, año a año fui perfeccionando la receta, y ya hace unos cuantos que la tengo por la mano. Empecé haciendo unas cuantas para regalar a los invitados por Navidad, después a la familia, después a los amigos cuando los visitabas, después las llevé al trabajo, después mi marido también se llevó a su trabajo y así acabó convirtiéndose en una tradición navideña, que aunque lleva mucho trabajo, la verdad es que me encanta.

Es un modo de obsequiar a la gente que aprecio, y de dar las gracias a muchas personas que nos ayudan en el día a día, y la verdad es que todo el mundo está muy contento de recibirlas y muchos ya las esperan cada año.

Ahi va la receta, aunque muchos de vosotros ya la tenéis porque cada año me la pedís, ahora la está en el blog, espero que tengáis tanto éxito como yo.

INGREDIENTES para unas 30-40 galletas

MASA

  • 125 grs de azúcar moreno
  • 125 grs de melaza
  • 90 grs de mantequilla
  • 1 cucharadita colmada de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita colmada de canela en polvo
  • 1/8 de cucharadita de clavo en polvo
  • 1 cucharadita y media de levadura en polvo
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal
  • 400 grs de harina
  • Harina para espolvorear la tabla de amasar

GLASEADO

  • 1 cucharada de clara de huevo
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 200 grs de azúcar glass ( la cantidad es aproximada)

Tamizar la harina junto a la pizca de sal.

Calentar la melaza con el azúcar, la mantequilla y las especias en una cazuela con el fuego muy suave hasta que hierva, revólver y dejarlo hasta que se haya disuelto todo el azúcar.

Lo dejamos enfriar 5 minutos y añadimos la levadura revolviendo bien.

Hacer un volcán con la harina, y cuando la mezcla se haya enfriado un poco, justo hasta que la podamos manipular, la verteremos en el centro y empezaremos a amasar, añadimos el huevo ligeramente batido y seguimos amasando, hasta que tengamos una masa homogénea que no se pegue a la superficie. Si es necesario podemos añadir más harina, pero tener en cuenta que cuando se vaya enfriando se irá endureciendo un poco y será más manejable.

Envolverlo en papel film y dejarlo en la nevera media hora.

Precalentar el horno a 175º

Sobre una superficie enharinada, aplanar una porción de 4mm de grosor y con los cortapastas cortar las galletas, que colocáremos en una placa de horno forrada con papel de hornear o una silicona.

Se hornean durante 8 minutos, han de quedar un poco tostadas, cuando las saquéis del horno estarán un poco blandas, hay que dejarlas reposar porque se romperían, entonces cogerlas con una pala y dejarlas enfriar sobre una rejilla, enseguida se endurecerán.

Para hacer la glasa se pone un poco de clara de huevo, mejor si es pasteurizada porque no se va a cocer, y zumo de limón en un bol pequeño, y se va echando azúcar glass hasta qué espese, pero no demasiado, cuando levantéis el tenedor ha de caer un cordón de un dedo de grosor y este ha de tardar en desaparecer en el resto de la glasa el tiempo de contar hasta 7.

Cuando tengamos la consistencia deseada, ponemos la glasa en una manga de pastelería con una boquilla del 2 y vamos haciendo los adornos a las galletas que estarán frias, en el caso de los hombrecitos de jengibre los ojos, la boca, los botones…pero no nos hemos de limitar, podemos hacer lo que queramos, podemos teñir la glasa y adornar con los motivos que más nos gusten.

Hay que dejar secar las galletas en un sitio que no tenga humedad y en cuanto esté dura la glasa guardarlas en latas o botes herméticos.

  1. Hay que vigilar que las galletas no cojan humedad, si están bien tapadas se pueden guardar mucho tiempo, las especias las conservan y potencian su sabor.
  2. Hace unos años, cuando no estábamos tan globalizados, era bastante difícil encontrar melaza y utilizaba miel de abeja, pero el sabor y el color de la melaza queda mucho mejor.
  3. Las especias se pueden combinar al gusto de cada uno, esta es mi elección, pero podéis probar con cardamomo, anis…cuidado con el jengibre que es fuerte y si os pasáis puede picar un poco.
  4. Para preparar el almíbar utilizo una cazuela negra antiadherente que va de maravilla.
  5. He probado a hacerlas con harina de maíz, pero el resultado no fué satisfactorio, aún no he probado a hacerlas con la mezcla preparada que venden en algunos supermercados, por lo que esta receta no es apta para celíacos.
Anuncios

7 pensamientos en “Galletas de jengibre

  1. Quina alegria em dona llegir-te de nou!
    Les fotos són genials. Els rens amb el llom abrigat són molt divertits i la història darrera de la recepta no té desperdici.
    A casa estem desitjant que arribi Nadal per obrir les teves galetes…
    És un orgull pertànyer al grup de privilegiats que les podrem disfrutar. Ets un solet. Molts petons guapa!!

  2. Que recuerdos me traen estan galletillas!!!!!! Ha sido verlas y recordar mi estancia en Londres cuando era niña!!!! Me ha llegado hasta el olorcito de las galletas horneandose jajaja Que ricassss!!
    Espero sacar un huequito y hacer tu receta, porque tienen una pintaaa riquisima!!! 🙂
    Me gusta tu blog, me quedo por aquí 😉

    Un besito
    Cris
    http://unapizcadecris.wordpress.com/

  3. Muchas gracias,las galletas son deliciosas.Somos enfermeras del turno de noche del Institut Català d´Oncologia.Gracias por acordarte de nosotras.Feliz Navidad.

    • Feliz Navidad también para vosotras, sois inolvidables, es un placer para mi poder tener este detalle para recordar la maravillosa labor que hacéis y el apoyo y cariño que nos disteis. Muchos besos.

      • Este año te has vuelto a acordar de nosotras.Muchas gracias.Yo voy a hacer este año galletas con mi hija,ya te dire como nos han salido.Feliz Navidad y muy buena entrada de año.

  4. Buenas noches.De nuevo somos las enfermeras del turno de noche, y como siempre gracias por este detalle tan bonito.Feliz Navidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s